Alumnos de Sariñena participan en los actos de homenaje en Mauthausen

Diez alumnos de primero de Bachillerato de los institutos Gaspar Lax, de Sariñena y también del Mar de Aragón, de Caspe, han tenido la oportunidad de conocer de cerca el campo de concentración de Mauthausen, un viaje cuyo objetivo es que los jóvenes de hoy no olviden los horrores y los errores del pasado.

 

Precisamente éste es uno de los objetivos de la asociación Amical de Mauthausen que organiza esta visita todos los años con alumnos de diferentes Comunidades Autónomas, coincidiendo con el aniversario de la fecha de liberación del campo (5 de mayo de 1945).

 

Los jóvenes han tenido el honor de contar como “guías”, en el recorrido que hicieron, con varios deportados españoles que sobrevivieron a los horrores de este campo: José Alcubierre, Esteban Pérez y Juan Camacho. Los tres conversaron con los estudiantes y les explicaron lo que supuso para ellos y para otros miles de españoles la deportación a estas instalaciones.

 

Los diez estudiantes aragoneses, acompañados por dos profesores de sus centros, han podido visitar los barracones de los prisioneros que todavía quedan en pie, la Appleplatz (plaza de revista), la cámara de gas, las duchas o el cementerio, así como una exposición permanente que está ubicada en el campo. Otros de los puntos del recorrido fueron los monumentos memoriales de diferentes países, la conocida cantera de Mauthausen o el Castillo de Hartheim, conocido como el “castillo fantasma” donde murieron 55.000 personas discapacitadas. Asimismo, se trasladaron a los campos de Gusen y Ebansse, muy cercanos.

 

El acto central tuvo lugar el domingo, 5 de mayo, en el que se conmemoró la liberación del campo y en el que participaron representantes de diferentes países europeos, Israel, Canadá y Estados Unidos. Ese mismo día, los integrantes de la expedición española realizaron un homenaje privado en el memorial español en el que intervino el director general de Patrimonio, Jaime Vicente, que este año ha querido asistir a la conmemoración de la liberación del campo.

El Gobierno de Aragón, a través del programa Amarga Memoria de la Dirección General de Patrimonio, lleva colaborando tres años con la asociación Amical de Mauthausen en esta actividad que, además de la visita al campo y la participación en homenajes, pretende concienciar a los jóvenes de que las actitudes totalitarias, represivas o excluyentes en la vida cotidiana pueden desembocar en la aceptación de proyectos políticos basados en el racismo.

Comentarios