Tiempos muy difíciles para el sector del Transporte

Camión, transporte, agosto 08

La Asociación Empresarial de Transportes de Mercancías celebraba asamblea anual. La crisis está afectando de forma especial a este sector, que ve pocas posibilidades de mejora en los próximos meses. Las empresas que lo superen, saldrán fortalecidas, pero se duda de que todas puedan salir adelante. En un año, han desaparecido 56 empresas de transporte en el Alto Aragón (13 de transporte pesado y 43 de transporte ligero).

La Asociación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de la Provincia de Huesca aprobaba la memoria de actividades de 2008 y el presupuesto de 2009. Además, se renovaban los cargos de la vicepresidencia 2ª y siete vocalías, y se realizaba un análisis de la crítica situación por la que atraviesa el sector.

La Asociación Empresarial de Transportes de Mercancías cuenta en la actualidad con 528 empresas afiliadas en toda la provincia y 1.420 vehículos censados. En tan sólo un año han desaparecido 56 empresas, lo que suponen entre 190 y 200 puestos de trabajo.

Desde el sector se afirma que la crisis económica golpea con fuerza al transporte por carretera especialmente motivado por la caída de actividad y el considerable incremento de las tasas de morosidad. A nivel nacional se subraya que en 2008 se perdió un 6 por ciento de facturación tras varios creciendo en torno un 10 por cien anual. Las toneladas transportadas disminuyeron durante 2008 más del 20% (fuente Mº de Fomento) y las matriculaciones de vehículos de carga cerca del 60% (fuente DGTráfico). El 70 % de las empresas perdió tráficos y más del 50% de éstas vieron mermados sus ingresos.

De cara al futuro, se ven pocas salidas. Las perspectivas para los próximos meses no hablan de mejora.

El único dato positivo de los últimos meses ha sido la variación del precio del combustible que se ha reducido en el periodo de octubre de 2008 a enero de 2009 en un 22,3%. No obstante, durante los últimos días ha retomado la tendencia alcista habiendo llegado el barril de petróleo a los 56 dólares.

En cuanto al ámbito provincial los efectos de la crisis no difieren en gran medida de los detectados a nivel nacional. En todo caso, cabe reseñar la variación del número de empresas en el periodo que va de marzo de 2008 a marzo de 2009 con una disminución de 13 empresas en transporte pesado y de 43 en transporte ligero. Respecto a la variación de los vehículos autorizados, estos se incrementaron en 181 unidades en pesado y disminuyeron en 91 unidades, en ligero.

Para 2009, las previsiones y tendencias apuntan a un retroceso del valor de mercado en paralelo con el deterioro de la actividad económica. La mayoría de los analistas coinciden en que se repetirá el entorno económico de fuerte competencia y descenso de la demanda de transporte.

Por otra parte, y dada la delicada situación del sector, como consecuencia de la crisis económica, desde la Asociación se plantean las siguientes medidas que el ejecutivo debería abordar con carácter urgente.

1º.- Ampliación de las ayudas por abandono de la actividad, de forma que todas las solicitudes por abandono que cumplan los requisitos establecidos puedan ser atendidas.

2º.- Eliminación del tramo autonómico del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (Céntimo Sanitario).

3º.- Modificación de la LOTT en cuanto a la correcta tipificación, cuantificación y moderación de sanciones, modificando el actual baremo sancionador.

4º.- Eliminación de todas las restricciones al tráfico de carácter genérico, manteniendo en todo caso, corredores para el transporte de mercancías 24 horas al día.

5º.- Prorrogar el diferimiento del pago de cuotas a la S.S. hasta junio de 2010 de manera que no se pierdan las bonificaciones devengadas durante el periodo de aplazamiento. Medida aplicable a todos los sectores del transporte y a las actividades auxiliares y complementarias del mismo (Agencias, Transitarios y Almacenistas Distribuidores), debiendo ingresarse los importes correspondientes a las cuotas aplazadas desde julio 2011.

6º.- Regulación de las condiciones de los préstamos, créditos y leasing facilitando a las empresas la refinanciación y modificación de las condiciones pactadas, con un organismo mediador del crédito, tal y como existe en otros países como Francia (podría ser el ICO), que de manera única estableciese los requisitos concretos de acceso a esos créditos, no siendo las entidades financieras las que de forma arbitraria los fijasen.

7º.- Líneas de Ayudas, para el fomento de agrupaciones, fusiones y concentración de empresas para todo el sector, desde la empresa de transporte a la de operadores.

Comentarios