La permanencia se queda un paso para la SD Huesca

A falta de cinco jornadas para que acabe la liga, los azulgranas están cada vez más cerca del objetivo de la salvación. El punto conseguido en Murcia, sumado a las derrotas de todos los que figuran por detrás y el empate del Alavés ha dejado la situación un poco más clara para evitar apuros en el tramo final. El Huesca sigue teniendo 9 puntos de ventaja sobre los de Vitoria y dentro de dos semanas en Mendizorroza se puede producir la permanencia matemática de los oscenses, dependiendo de lo que ocurra esta semana en la que los de Antonio Calderón recibirán al Hércules y el Alavés con el Tenerife.

La permanencia está a un paso ya que además la situación actual obligaría al Alavés a vencer todos los partidos que le quedan y al Huesca no sumar ningún punto en las últimas jornadas. El Huesca tiene 46 y ocupa el puesto 12 y por detrás le pisan los talones Las Palmas, Albacete y Murcia con 44 y más retrasado el Girona con 42 y Celta y Córdoba con 41, justo por delante del Alavés que con 37 sigue en una situación complicada para la permanencia.

El objetivo del equipo es vencer al Hércules el domingo y dar por fin una alegría a la afición que lleva sin ver ganar a los azulgranas desde el 28 de febrero que se ganó al Elche. Para este encuentro el entrenador no podrá contar con Sastre y Helguera que vieron la quinta amarilla en Murcia.

El equipo tiene descanso hasta este martes que regresará a los entrenamientos tras el encuentro en la Nueva Condomina donde se vio posiblemente al peor Huesca de todo el campeonato en un mal encuentro en el que no se llegó a tirar entre los tres palos. La falta de gol con tan solo dos marcados en los últimos 8 partidos está siendo una de las principales lagunas.

En Murcia también se produjo otro hecho destacable como fue que Calderón retiró del campo a Roberto en el minuto 37 de la primera mitad lo que motivó el enfado del delantero, que a pesar de ello se comportó como siempre muy correcto y al final dijo que el técnico tomaba las decisiones y que él las asumía, aunque en este caso no estaba ni mucho menos conforme con su salida del terreno de juego cuando todavía no se había llegado ni al descanso.

Esperemos que estas situaciones no enturbien el buen ambiente y que no se tense la cuerda puesto que no beneficiaria en el grupo para tener un final de liga tranquilo y en el que el Huesca pueda disfrutar del objetivo de la permanencia que se ha quedado a un paso tras la jornada 37 disputada este fin de semana.

Comentarios