El alcalde de Quicena pide "diálogo y acuerdos" para afrontar el futuro

Israel Cortes (PAR), alcalde de la localidad de Quicena, ha emitido un comunicado en el que reflexiona sobre el presente y futuro de la localidad tras haberse desestimado por la Comisión provincial de Ordenación del Territorio el acuerdo de aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana de Quicena, que pretendía edificar 3.175 nuevas viviendas, multiplicando por 30 su población actual. La localidad se encuentra inmersa en un profundo debate sobre su futuro urbanístico y desde algunos foros se ha solicitado "empezar de cero". Quicena cuenta con una población que ronda las 300 personas y el plan preveía la llegada de 9.500 vecinos más.

Entre los motivos que esgrimía la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio, para desestimar el modelo que se pretendía realizar destacan los siguientes puntos: No respetar los principios de desarrollo sostenible y equilibrio territorial, ni justificar la racional y correcta organización del desarrollo urbano.

La Comisión ha considerado que el nuevo plan está condicionado por la incorporación al mismo de los convenios urbanísticos ya firmados con anterioridad, que implicaban la construcción de 1.491 viviendas, la clasificación como suelo urbanizable de 97 hectáreas y la creación de un nuevo núcleo de población totalmente desconectado del actual pueblo de Quicena.Cortés ha explicado que en la actualidad se esta a la espera de encontrar un punto de consenso entre todos

El alcalde en su comunicado explica que el futuro urbanístico pasa por "procurar una coherente y sostenible expansión urbanística y socioeconómica de la localidad e impulsar las expectativas de desarrollo y bienestar de los conciudadanos de Quicena, en todo caso de acuerdo con un proceso dialogado que respete esas legítimas aspiraciones del municipio así como los criterios y requisitos fijados por los organismos competentes y, como es obvio, por la vigente normativa en la materia".

También apunta que "en este sentido y frente a las críticas vertidas por determinados representantes políticos en esta Corporación, la Alcaldía debe recordar que al presente mandato municipal, dichos convenios, que datan de precedentes responsables en el Ayuntamiento, necesariamente tenían que incorporarse a la redacción del Plan ya que suponían compromisos suscritos de obligado cumplimiento, frente a los que debía responder patrimonialmente el propio Ayuntamiento si cometía cualquier ruptura unilateral, en consecuencia con la propuesta electoral -respaldada por los vecinos y asumida de continuar dicha tramitación legal. Con la totalidad del equipo de gobierno, incluidos los representantes políticos que han criticado a este Alcalde que entonces también estaban presentes"

Israel Cortes añade que "las perspectivas y posibilidades de Quicena su ubicación del municipio más inmediato al casco urbano de la capital de la provincia; las opciones para implantaciones industriales anejas a los polígonos oscenses que lindan con nuestro término; el potencial residencial a escasos minutos de la ciudad, que puede ser concretado en mejores condiciones que otras localidades de la Hoya que sí han disfrutado y siguen disponiendo de la ocasión de multiplicarse en nuevas urbanizaciones que significan recuperar servicios públicos como la enseñanza"

Con todo ello, desde el Ayuntamiento,- se apunta-, que ha perseverado en la prudencia y en la responsabilidad durante todo el trámite, con el inicio de un proceso renovado.

Por esta razón el Ayuntamiento está resuelto a dirigirse siempre hacia los objetivos señalados de defender el interés, voluntad y derechos de los vecinos de Quicena, la legalidad y la sostenibilidad social, natural, económica, histórica, geográfica... mediante el diálogo y el acuerdo.

Comentarios