Empate con buen sabor para el Huesca ante el Hércules

La S.D. Huesca conseguía un punto que puede darse por bueno tras empatar (0-0) en casa ante el Hércules, que se ha complicado sus opciones de ascenso en el Alcoraz tras este resultado. Para los azulgrana es un buen punto y buscará ratificar su permanencia matemática en la categoría la próxima semana en Vitoria ante el Alavés. El viento ha sido uno de los protagonistas del choque que ha impedido que los equipos pudieran realizar su mejor juego. Los azulgranas jugaron a un gran nivel, un partido con mucho desgaste y no se cometieron los errores de partidos anteriores que le han costado puntos.

En el minuto 33 tenía la S.D. Huesca su primera oportunidad a cargo de Nico Medina, que fue titular, con un gran zurdazo que no conseguía dirigir a la portería alicantina. Los azulgrana lo seguían intentando y Jonan tuvo una buena ocasión dentro del área que pudo despejar el guardameta Calatayud. Justo después los de Antonio Calderón volvían a intentarlo en una buena jugada que iniciaba Paco en el centro del campo conectaba con Ruben Castro que se dejaba a Jonan y éste lanzaba por encima del larguero.

Eran minutos muy trepidantes y el Hércules también buscaba el gol y disponía de una falta muy peligrosa al borde del área pero Farinós la mandaba fuera. La primera parte fue muy igualada, 45 minutos de ida y vuelta en los que los dos equipos buscaron un error del contrario para adelantarse en el marcador.

En la reanudación el Huesca empezaba con ganas y Nico Medina lo volvía a intentar, disparaba flojo y Calatayud detenía sin problemas. Al Hercules le faltó ambición dado lo que se jugaba en el partido, mientras que al Huesca le faltaba llegar con más claridad a la portería contraria. En la recta final del partido el árbitro anulaba un gol al jugador visitante Delibasic por fuera de juego. Los alicantinos lo buscaban al final a través de transiciones rápidas cuando el Huesca iba al ataque. Farinós, mejor jugador del Hércules, estuvo inconmesurable en el corte y sacaba muy bien el balón hacia sus compañeros, aunque los defensores azulgranas estuvieron atentos ante estas ocasiones. También Eduardo, el guardameta del Huesca, que volvía a hacer un gran partido.

Rigo y Paco Borrego vieron la quinta amarilla y no podrán jugar el próximo encuentro ante el Alavés. Los jugadores del Huesca eran conscientes de la importancia que tenía la consecución de este punto, ante un gran equipo, que prácticamente se haya sellado matemáticamente la permanencia.

Mandiá, entrenador del Hercules, se mostraba indignado con la actuación del colegiado, señalaba que el gol de Delibasic era legal y pedía una pena máxima para su equipo. Decía que equipos con más presupuesto están poniendo mucha presión y el Hércules está viviendo malos arbitrajes.

Por su parte Antonio Calderón se mostraba satisfecho por el punto conseguido en un partido con un desgaste enorme, ante un gran rival que cuenta con una fenomenal plantilla. Ha destacado las opciones de marcar de la primera mitad, pero sobre todo que no se han cometido errores como en anteriores choques que le costaron puntos al equipo.

El Huesca se mantiene en el puesto 12 con 47 puntos, y son ya 10 de ventaja sobre el Alavés que será el próximo rival el sábado que viene y que está en descenso en una situación límite.

Además, con el descenso del Numancia y Recreativo de Huelva y los ascensos del Cádiz y Cartagena, el Huesca ya conoce cuatro rivales nuevos de cara a la temporada que viene. Falta por conocerse un descenso de Primera División, con muchos equipos implicados, y dos ascensos de 2ª B que están también en el aire.

Comentarios