El 77% de los accidentes de tráfico en Huesca se producen en carreteras secundarias

Accidente Autobús Furgoneta , nov 07

La Dirección General de Tráfico ha llevado a cabo una campaña de vigilancia y control de la velocidad en carreteras secundarias. Estas vías convencionales que disponen de un solo carril para cada sentido de circulación, tienen una importante presencia en la provincia de Huesca como sucede con la N-240 que casi recorre desde los límites con Lérida hasta la zona norte con Pamplona. Además la N-330 también tiene bastante de su trazado como carretera secundaria. Es por ello que en 2008 de los 583 accidentes que se registraron en la red viaria del Alto Aragón, 450 fueron en vías secundarias, lo que significa un 77%.

En el año 2008 hubo 583 accidentes, con 43 muertos y 864 heridos. De estos se produjeron en zonas de autovía o autopista, o en zona urbana 133, con 7 muertos y 175 heridos. Por tanto, en carreteras secundarias se produjeron 450 accidentes, con 36 muertos y 689 heridos, lo que significa el 77 % de los accidentes, el 84 % de los muertos y el 80 % de los heridos.

El Jefe Provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río, señalaba a Radio Huesca Digital que la mayoría de los accidentes se producen por despistes de los conductores, más habituados a una circulación más cómoda en autovías y autopistas.

En el caso de la provincia de Huesca, son todas las carreteras secundarias, excepto la autopista AP-2, la variante de Fraga A-2, la de Zaragoza-Nueno A-23 y la variante de Monzón A-22. Estos pequeños tramos tienen una menor accidentalidad por lo que hay que extremar todavía más la precaución cuando se abandonan para regresar a las vías convencionales.

En todo el Alto Aragón la red de Estado la forman unos 659 kilómetros aproximadamente (descontando las autopistas y autovías), la de la DGA unos 2.000 kilómetros, y la de la Diputación Provincial unos 500 kilómetros.

El año pasado, según los datos provisionales, se produjeron en toda España 1.929 accidentes mortales en carretera que se saldaron con 2.181 víctimas, de las cuales, 1.706 personas fallecieron en los 1.499 accidentes mortales que tuvieron lugar en vías secundarias. A pesar de ser una cifra muy elevada, el número de accidentes mortales y fallecidos en carretera convencional se ha reducido en casi un 50% respecto al año 2003. La velocidad inadecuada como factor concurrente, estuvo presente en más de un cuarto de los accidentes mortales (504) de los cuales, 432 se produjeron en carretera secundaria y 72 en autopista-autovía.

La cifra de muertos por velocidad (datos provisionales) fue de 502 personas en carretera secundaria y 77 en autopista-autovía. Estos datos son los que han hecho a la DGT a adoptar medidas concretas, tendentes a reducir y evitar los accidentes en este tipo de vía.

Respecto a la red de carreteras, otro de los elementos importantes en la conducción, de los 166.011 kilómetros de carreteras españolas correspondientes al año 2007, el 15% del total (25.846) eran de titularidad estatal, el 43% (71.084) pertenecían a las Comunidades Autónomas y el 42% (69.081) a las Diputaciones y Cabildos. Por competencia de la vía, el porcentaje de kilómetros de vías de gran capacidad es desigual; mientras que el 41% de las vías de titularidad estatal son de gran capacidad, en el caso de las Comunidades Autónomas ese porcentaje es el 4% y el caso de Diputaciones y Cabildos se queda en el 1%.

Comentarios