Ánchel Conte recibe la Medalla al Mérito Cultural

Ánchel Conte , IU , febrero 08

El escritor Ánchel Conte, natural de Alcolea de Cinca, es uno de los premiados al que se le ha concedido una medalla al Mérito Cultural, reconocimiento que otorga el Gobierno de Aragón anualmente. Conte recibirá la medalla por su dilatada trayectoria profesional en la recuperación de tradiciones aragonesas, de su folklore y su legua, el aragonés, a la que ha defendido tanto con sus estudios como con la creación de instituciones de apoyo, convirtiéndola en vehículo de sus trabajos de investigación histórica. Conte es el fundador del grupo Viello Sobrarbe, pionero en Aragón en la preservación del patrimonio cultural.

Entre sus obras:

Poemarios:

"No deixez morir a mía voz" (1972; reeditada en 1986 y traducida al castellano y al ruso en 2002); "O tiempo y os días" (1996); "E zaga o mar o desierto" (2002; Premio Saputo a la mejor obra en aragonés de 2002. Traducida al asturiano.

Colecciones de relatos:

"O rafe d'o espiello" (1997); "De ordo sacerdotalis" (2004)

Novelas:

"O bolito d'as sisellas" (2000); Premio Saputo a la mejor obra en aragonés de 2000.

"Aguardando lo zierzo" (2002); Premio Ciudad de Barbastro, 2002; traducida al ruso en 2004 y al castellano, como Esperando al cierzo, en 2007.

La segunda de las medallas recae en José Luis González Uriol, en reconocimiento a toda una vida entregada a la música como docente, como intérprete de órgano y como recuperador del patrimonio musical aragonés. Además el reconocimiento destaca su intenso trabajo en la creación de la Sección de Música Antigua de la Institución Fernando el Católico y su labor como fundador del Curso y Festival Internacional de Música Antigua de Daroca. González Uriol es un prestigioso intérprete de teclados antiguos que ha tenido presencia en los escenarios más importantes del mundo.

 

El Consejo de Gobierno ha otorgado igualmente la Medalla al Mérito Cultural a Ana Laguna por una trayectoria profesional que le ha llevado a colaborar con los bailarines más destacados del momento y por haber formado parte de las compañías de danza más prestigiosas. Ana Laguna comenzó su carrera profesional en el Real Ballet de Cámara de Madrid para continuar después en Estocolmo donde se convirtió en la primera bailarina del Cullberg Ballet. Destacan obras como sus versiones transgresoras de Giselle, del Lago de los Cisnes y de Carmen, coreografía encargada por el Ministerio de Cultura para las celebraciones del V Centenario del descubrimiento de América.

Comentarios