El consejero Alfonso Vicente apoya la llegada de los cercanías a Monzón y Binéfar

Estación tren Monzón

Tras la reunión mantenida en la tarde del martes en la sede del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, como ya lo hiciera a esta redacción, afirmaba a la comisión de alcaldes de Monzón, Binéfar, Almacellas y Lleida, su más firme apoyo a la proposición inicial de UGT de que los cercanías catalanes, más concretamente los del entorno de Lleida capital, lleguen hasta Monzón, que sería estación de termino, y por tanto, hasta Binéfar

Esta reunión se organizaba para que UGT Zona Oriental, informara al consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón de todo lo que acontecía hasta el momento con respecto a este tema, ya que las reuniones celebradas hasta la fecha, se habían realizado en tierras catalanas. Alfonso Vicente mostraba su apoyo total para este proyecto, incluso en la parte económica, en la que pesaba mucho el argumento de aumento de viajeros en casi 80.000 personas en caso de conseguir este proyecto, ya que a Monzón y Binéfar, también se sumaban el Ayuntamiento de Barbastro y la Comarca de Ribagorza, por lo que habría cuatro comarcas, de peso importante, implicadas en este proyecto, las iniciales Cinca Medio y Litera, y las que se han añadido recientemente como Somontano de Barbastro y Ribagorza.

Ahora UGT Zona Oriental, pretende reunirse con el Ministerio de Fomento para tratar este tema, y así intentar que se involucren de manera oficial todas las partes interesadas, por lo que el sindicato, ha solicitado formalmente un reunión con Víctor Morlán (número dos del Ministerio de Fomento), que todavía no tiene fecha fijada, así como tampoco la tiene, la que se va a celebrar en Monzón entre Generalitat; alcaldes de Monzón, Binéfar, Almacellas y Lleida; UGT; Gobierno de Aragón y previsiblemente Ministerio de Fomento, este último sin confirmar.

Cabe recordar que la fecha fijada para que la administración central realice el traspaso de las competencias en materia de cercanías a Cataluña es el 1 de enero de 2010, pero según Santiesteve, “todas las partes implicadas debemos seguir trabajando sin esperar que llegue el 1 de enero del 2010”.

Comentarios