Nieves Ibeas afirma que el Gobierno de Aragón "lleva 10 años mintiéndonos"

La Presidente de CHA, Nieves Ibeas, ha acusado al Gobierno de Aragón de llevar “10 años mintiéndonos sobre lo que podía y no podía hacer para tratar de recuperar los bienes de las parroquias altoaragonesas depositados en el Museu de Lleida”. Ibeas considera que “se ha estado perdiendo el tiempo y el Gobierno es responsable”.

 

Estas declaraciones surgen después de conocerse este martes que se iba a declarar BIC (Bien de Interés Cultural) el retablo de Berbegal, a pesar de que hace 3 meses PSOE y PAR rechazaron una propuesta idéntica de CHA, en la que pedían expresamente la reanudación y resolución definitiva de dicho expediente. Por ello, para la dirigente de CHA “rectificar es de sabios, pero no escuchar propuestas razonables de la oposición sólo porque son de la oposición, es de necios”.

 

Según una nota de prensa remitida desde CHA, en declaraciones recogidas en prensa del director general de Patrimonio, Jaime Vicente, este afirma que el expediente se ha reiniciado ahora porque el conflicto de los bienes “está resuelto”, a lo que Ibeas se pregunta: “¿Por qué dice el Gobierno que el conflicto se ha resuelto: si los bienes están todavía en Lérida, ¿quién les va a creer?”.

 

Nieves Ibeas recuerda en esta nota de prensa que los grupos que apoyan al Gobierno, “al dictado del Gobierno, por supuesto”, han descalificado por sistema todas las propuestas realizadas por CHA sobre los bienes objeto de litigio, señalando siempre que no eran necesarias, e incluso inconvenientes. “Pero después -dice-, cuando ha pasado un tiempo razonable para que nadie se acuerde de que ya lo propusimos, el Gobierno las lleva a cabo”, señala la Presidenta de CHA. Además de estos dos ejemplos, está la interposición del exequátur para solicitar la ejecución civil de las sentencias canónicas de devolución de dichos bienes, que CHA lleva años reclamando y hace sólo unas semanas que se ha realizado, “después de 10 años repitiendo que este era un conflicto exclusivamente religioso e ignorando las decisiones políticas y administrativas tomadas por la Generalitat, que son todavía un obstáculo, por mucho que sobre este aspecto el Gobierno no se haya pronunciado nunca. Y todo esto sin recordar el episodio de conversaciones con las monjas fallecidas de Sijena”.

Comentarios