Las Estaciones de Esquí han incrementado un 27% el número de visitantes esta temporada

Las estaciones de esquí españolas agrupadas en ATUDEM, Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña, recibieron un total de 7.411.275 visitantes en la temporada de esquí 2008/2009, lo que supone un incremento del 27,5% con respecto al ejercicio anterior, resultado de la combinación de una buena calidad de la nieve, una temporada larga (desde el 3 de noviembre al 17 de mayo) y el trabajo de adaptación realizado por cada una de las estaciones para aumentar su competitividad en medio de una coyuntura económica desfavorable.

 

El sector ha vivido un incremento continuado de visitantes en los últimos 10 años que se cifran desde los 5.200.000 en la temporada 99-00; hasta los 7.165.109 de la temporada 05-06. Durante los dos siguientes años, y debido fundamentalmente a la situación meteorológica, el número de visitantes descendió hasta 5.246.890 y 5.831.310 visitantes, respectivamente, que se han recuperado en esta última temporada.

  

Según el Presidente de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña, Aureli Bisbe, “en los últimos 10 años, el sector ha realizado una gran inversión en la mejora y actualización de las estaciones de esquí que ronda los 700 millones de euros, lo que ha posicionado a España como un país competitivo en el sector de la nieve al mismo nivel que otros países europeos, tanto en infraestructuras como en servicios”.

 

En cuanto a la coyuntura actual, el Presidente de ATUDEM ha comentado que se ha observado un cambio de hábitos en el turismo de montaña con reservas de última hora y una reducción de las estancias medias de siete días a 5, 4 ó 3 días; aunque la frecuencia de estas visitas ha sido mayor que en temporadas anteriores. A pesar de los datos, que el Presidente de ATUDEM calificó como excelentes, la actual situación económica ha provocado un pequeño descenso en los gastos que realizan los turistas en los negocios complementarios al esquí como cafetería y comercios, entre otros.

 

Asimismo, ATUDEM subrayó que la industria de las estaciones de esquí genera alrededor de 7.000 puestos de trabajo directos y cerca de 50.000 empleos indirectos en los valles en los que están ubicadas, por lo que se posicionan como el principal motor y generador de desarrollo de la economía de montaña.

 

Finalmente, Aureli Bisbe ha apuntado que en la temporada de verano las estaciones de esquí buscan potenciar la oferta lúdica de la zona geográfica donde están ubicadas con el objetivo de atraer visitantes que persigan conocer la cultura de montaña.

Comentarios