La piscina de San Jorge inicia la temporada de verano en Huesca

Este lunes, 1 de junio, abre la primera piscina, que será la de San Jorge. La principal novedad de la campaña de este año es que el resto de instalaciones como Ruiseñor y la Ciudad Deportiva Municipal abrirán el 13 de junio debido a los estudios que se han realizado sobre el descenso de usuarios en el primer mes de junio de la temporada y con un objetivo claro de optimizar los recursos económicos y humanos.

Según comentaba en la presentación de la campaña de verano el concejal de Deportes, Domingo Malo, el Ayuntamiento de Huesca intenta dar el mejor servicio posible y rentabilizar de la mejor manera posible el presupuesto que se dedica para la temporada de verano desde el Patronato Municipal de Deportes.

El Complejo Deportivo San Jorge permanecerá abierto hasta el próximo 6 de septiembre, mientras que Ruiseñor y la Ciudad Deportiva Municipal cerrarán sus puertas algo antes, concretamente el próximo 31 de agosto. Durante las fiestas de San Lorenzo, la Ciudad Deportiva estará cerrada durante los días 9 y 10 de agosto. Ruiseñor estará cerrada del 9 al 15 mientras que San Jorge estará abierto todos los días de las fiestas laurentinas.

Se mantienen los precios de los abonos, pero se ha decidido subir este año los de las entradas individuales que costarán 3,50 euros para los jóvenes (entre 7 y 17 años) y para los pensionistas. El precio será de 4,50 para los adultos. Los bonos de 10 baños costarán 14 euros para el primer grupo y 28 para los adultos y el abono individual 40 y 66. Sigue habiendo descuentos para los que saquen su abono familiar.

La única novedad este año en las tres instalaciones además de las labores de mantenimiento, es la construcción de una escalera romana con escalones que favorece el acceso a la piscina de personas mayores o con discapacidad en Ruiseñor.

Con la apertura de la temporada de verano se cierran las dos piscinas de invierno. Almériz cerrará del 30 de junio al 1 de septiembre y la piscina del Parque del 31 de mayo al 5 de octubre.

El año pasado la temporada fue buena y se llegó a los 100.000 usos. Lógicamente la cifra ha ido descendiendo de forma importante con el paso de los años y la proliferación de piscinas en urbanizaciones privadas y en poblaciones próximas a Huesca, aunque su uso sigue siendo muy importante y necesario en los meses estivales.

Comentarios