Eva Almunia afirma que "las nuevas becas pretenden incentivar la permanencia en el sistema educativo"

La Secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, explicaba en Barbastro que las nuevas becas que aprobaba el Consejo de Ministros pretenden incentivar “no sólo la permanencia en el sistema educativo sino también que los alumnos titulen y sigan estudiando”.

El Consejo de Ministros aprobaba un Real Decreto por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar, y las cuantías de las becas y ayudas al estudio del Ministerio de Educación para el curso 2009-2010. La norma recoge importantes novedades dirigidas a incentivar la permanencia en los estudios de los alumnos con mayor riesgo de abandonarlos por motivos económicos. Se crean dos nuevas modalidades de becas: la beca salario para alumnos universitarios y la beca de mantenimiento para jóvenes en riesgo de abandonar el sistema educativo sin ningún título.

Esta convocatoria general de becas tiene una dotación prevista de más de 1.134 millones de euros, un 8 por 100 más que la del presente curso 2008-2009, con la garantía de que la obtención de beca es un derecho de quién cumpla los requisitos, no supeditado a disponibilidad presupuestaria. El objetivo de la beca salario es compensar la ausencia de ingresos que comporta la dedicación plena a los estudios universitarios y, por tanto, evitar que los jóvenes de rentas bajas se vean forzados a abandonar los estudios para incorporarse al trabajo. La cuantía de la beca salario se fija en 2.800 euros para el curso 2009-2010.

La beca mantenimiento tiene como objetivo incentivar la permanencia en el sistema educativo de los alumnos en riesgo de abandonarlo sin ningún título. Se dirige a los estudiantes de rentas menores que cursen programas de Cualificación Profesional Inicial y que se hayan matriculado, además en el módulo voluntario que conduce a la obtención del título de Educación Secundaria Obligatoria. La cuantía de esta nueva ayuda en fija en 1.350 euros al año, cuya percepción quedará supeditada al aprovechamiento escolar del becario. Si finalmente no obtiene el título de ESO, tendrá que reintegrar el importe.

Comentarios