Cosculluela afirma que con "el derribo del cuartel se marcha una parte de la historia de la ciudad"

Así lo destacaba el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, en el transcurso de la visita que realizaba a las instalaciones con motivo del inicio de las obras de derribo del cuartel “General Ricardos” de la ciudad del Vero. Suelo y Vivienda de Aragón adjudicaba el derribo a la UTE formada por las empresas Mariano López Navarro y Obras Civiles Codesport, por un importe de 932.285,34 euros.

Noventa años después de la donación de los terrenos, los pabellones y las distintas dependencias están siendo derribados. La donación del terreno tuvo lugar en enero de 1919. La primera piedra se colocó el 16 de enero de 1921 y las obras finalizaron en 1928. La primera unidad miliar fue el regimiento 10 de artillera ligera. En el 1996 se cerró definitivamente el cuartel, la última unidad fue el Regimiento de Cazadores de Alta Montaña “Valladolid” 65. Antonio Cosculluela señalaba que a partir de ahora “se va a diseñar en esta zona una ciudad distinta”.

En el concurso se incluyen las obras de reparación de la cubierta y consolidación de huecos con el objetivo de mantener el edificio del pabellón principal. El ayuntamiento tiene que decidir que actividades se desarrollarán en este espacio.

ANTECEDENTES

Tras la declaración de desafectación del Cuartel General Ricardos en 1996, el ayuntamiento de Barbastro solicitó la reversión a su favor del solar y las edificaciones del Acuartelamiento, que fue denegada por la Gerencia de Equipamiento de Infraestructura de la Defensa del Ministerio de Defensa.

Posteriormente, ayuntamiento de Barbastro presentó entonces un recurso contencioso-administrativo que quedó desestimado el 25 de junio de 2002 a través de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). Esta sentencia fue recurrida en casación ante el Tribunal Supremo por el ayuntamiento de Barbastro y fue declarado inadmitido el 16 de septiembre de 2004

La mayoría de los terrenos del antiguo acuartelamiento General Ricardos fueron adquiridos por Suelo y Vivienda de Aragón a la Gerencia de Infraestructuras de la Defensa y al Instituto para la Vivienda de las Fuerzas Armadas, órganos integrados en el propio Ministerio de Defensa. El importe desembolsado por la totalidad de las fincas ascendió a la cantidad de 4.473.273,20 .

FUTURO DE LA ZONA DEL CUARTEL “GENERAL RICARDOS”

Los terrenos del antiguo acuartelamiento General Ricardos, representan una superficie aproximada de 181.932 metros y se corresponden en su práctica totalidad con el Área de Ordenación 90 del Plan General de Ordenación Urbana de Barbastro. Esta área, tras los ajustes oportunos y la deducción de las superficies destinadas a la mejora del cruce de las carreteras N-240 y A-123, cuenta con una superficie final aproximada de 170.962,50 metros.

El convenio firmado el pasado 14 de octubre entre el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, y el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, recoge que toda el área a desarrollar destinará una edificabilidad máxima del 70% para uso residencial y del 30% restante para uso terciario. El sector tiene capacidad para promover en torno a las 676 viviendas, de las cuales 300 serán protegidas, con lo que queda cubierta la demanda de vivienda social en Barbastro y la comarca del Somontano.

De igual forma, el convenio recoge que la edificabilidad resultante del cambio de calificación contribuirá a financiar la construcción de vivienda protegida, a la operación de transformación urbanística de la zona así como a la provisión de dotaciones locales o sistemas generales para la ciudad de Barbastro. Es decir, que una importante proporción de las plusvalías urbanísticas que se generen quedarán invertidas en Barbastro, como es el caso del Colegio de Infantil y Primaria que se está construyendo en la calle Luis Buñuel.

Suelo y Vivienda de Aragón se compromete a elaborar el planeamiento de desarrollo y a ejecutar la urbanización y la edificación del Sector y los sistemas generales vinculados. La urbanización se ejecutará siguiendo los plazos marcados en el Plan Especial de Reforma Interior y en el Proyecto de Urbanización, garantizando que la obras ejecutadas gocen de autonomía plena y sean directamente utilizables para servir a la edificación integrada en las mismas.

Suelo y Vivienda de Aragón redactará a su costa, de acuerdo con las indicaciones del PGOU modificado el correspondiente Plan Especial de Reforma Interior (PERI), el proyecto de reparcelación y el de urbanización, documentos cuya tramitación corresponde al ayuntamiento de Barbastro.

Asume también Suelo y Vivienda de Aragón el coste de ejecución de todas las dotaciones, como es el caso de las infraestructuras de conexión con las redes generales de servicios y las de ampliación y reforzamiento de las existentes si fuera necesario así como los trabajos de potabilización, suministro y depuración de agua. Suelo y Vivienda de Aragón cederá también el 10% del aprovechamiento al Ayuntamiento de Barbastro.

El ayuntamiento de Barbastro se compromete a tramitar la modificación del PGOU referida al Cuartel General Ricardos, con una previsión de mayores espacios verdes y libres de dominio y uso público derivados del incremento del aprovechamiento residencial.

El Consejo de Administración de Suelo y Vivienda de Aragón adjudicaba en su momento el desarrollo del Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de estos suelos al estudio de Arquitectura Díaz Morlán, cuya propuesta concede una gran importancia al agua y su aprovechamiento racional, y supone una apuesta por redescubrir el río Vero. Su diseño urbano busca cambiar la tendencia creciente del tráfico rodado ampliando los recorridos peatonales y la red de carril-bici. La peatonalización y la accesibilidad para personas discapacitadas son otras apuestas de este proyecto que conserva y restaura el pabellón principal del antiguo cuartel militar y le confiere un uso socio-cultural.

Comentarios