Dani Fuertes y Manu Córdoba ganadores del I Rally de escalada en Riglos

El pasado sábado la localidad de Riglos pudo observar la potenciabilidad del ambiente de vida que genera la utilización de los espacios naturales como canchas deportivas. Varias actividades estaban centradas en los alrededores de la localidad; senderismo, aguas bravas, observación de aves, escalada y por que no, una boda.

Fue precisamente una de estas actividades la que más ambiente produjo. Ya por la tarde del viernes los parking del pueblo se llenaban de vehículos, especialmente furgonetas (vehículo que identifica todavía más al público que empezaba a llegar al pueblo.) Eran los escaladores que al día siguiente realizarían las escaldas más difíciles de los Mallos de Riglos. Conforme se acreditaban y recogían los dorsales de colores (única forma de distinguirlos de lejos), el comentario era unánime, que pasara con el tiempo, la meteo no era la más propicia para la actividad a realizar. Pendientes de esta situación, a las 5.30 de la mañana cayo la primera tormenta, lo que inicialmente podía ser el preludio de una suspensión, acabó siendo un alivio para los deportistas, esta agua enfrió el ambiente y dio un clima más fresco a la mañana, la tormenta de las 12.05 minutos y la de las 3 de la tarde que se adelanto a las 2, ambas de escasa duración (10 minutos) ayudaron a mantener esa frescura del día que todos los escaladores querían.

Siguiendo del programa previsto a las 7 de la mañana se dieron cita en las eras de Riglos, allí y por parte de Lorenzo Ortas, Director de la competición, se les facilito las últimas instrucciones, haciéndose muchísimo hincapié en las medidas de seguridad obligatorias que todas las cordadas tenían que respetar, solventadas las últimas dudas y realizadas las fotos de rigor, se procedió a dar la salida, eran las 8 de la mañana y todas las cordadas se dirigieron a la primera vía de escalada que por sorteo se les había adjudicado.

12 horas de escaladas interrumpidas les esperaban. La organización había previsto la posibilidad de que escalaran en 33 vías ó rutas de acceso a los mallos, estas ascensiones estaban controladas desde 4 puntos de observación. Circo de los mallos, las eras, Iglesia y Visera, eran los lugares donde así mismo los competidores podrían descansar y avituallarse entre ascensión y ascensión, puntos que para el público visitante se colocaron fotos en color de los mallos dibujadas en ellas las vías de escalada y un panel con los colores de cada cordada, así y con prismáticos era muy fácil realizar el seguimiento de la competición.

Trascurridas las dos primeras horas de la escalada, pronto se pudo comprobar que cordadas estaban compitiendo entre ellas, sus llegadas a los puntos de control, era una constante solicitud de información para saber donde estaban el resto. Estas vías de escalada y en función de su dificultad técnica tenían una puntuación (a más dificultad más puntuación). Esta hizo que las cordadas más fuertes se concentraran en la zona de la Visera, pared de mayor dificultad de Riglos, vías de escalada de 300 metros de longitud que algunas cordadas llegaron a realizar 5 ascensiones seguidas a esta pared.

A las 8 de la tarde y con el sonido de las campanas de la Iglesia de Riglos finalizo la competición deportiva, obligando a todos los escaladores a descender al pueblo, fue una pena que algunas cordadas que se estaban jugando los primeros puestos esta última escalada no les contó a pesar de que algunos les quedaban minutos para finalizarla.

La Jornada finalizo con una cena de hermandad en el Refugio de Riglos, acto donde fueron entregados los galardones a los vencedores. Escudos de Peña Guara realizados en barro cocido por Alfara, Trofeos de Cerámica obsequiados por la CAI y Jamones de alimentación Arnal, distinguieron a los aplaudidos vencedores. Y como colofón final fue realizado un sorteo de regalos con la peculariedad que todos los participantes se llevaron un obsequio, material deportivo y libros gentileza de Millet y Prames, estos premios conjuntamente con los productos típicos de la zona (miel de riglos, almendras Castillo de Loarre y vino de las Bodegas Edra de Ayerbe ) que les fueron entregados el día anterior, sirvió para que todos los asistentes renovaran su compromiso de asistir en la próxima edición.

Como resumen general, desde Peña Guara estamos satisfechos por los resultados obtenidos, habiéndose conseguido los objetivos marcados inicialmente, como así lo reconoció el Vicepresidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada quien en su discurso final, agradeció a Peña Guara y a sus más de 30 voluntarios que hicieron posible la competición el trabajo realizado, agradecimiento que fue extensivo a la Comarca de la Hoya y sus servicios de Protección Civil, a la Guardia Civil de Montaña y a los vecinos de Riglos por su colaboración. Prueba que el año próximo tendrá su segunda edición y que tal como anunció el Vice-presidente de la FEDME. con esta competición y con la de Calpe, esta más cerca el poder realizar una copa de España de esta especialidad de escalada.

CLASIFICACIONES

Categoría Absoluta por puntos.

1º DANIEL FUERTES - MANU CORDOBA 114 PUNTOS

2º SANTIAGO SUSPERREGUI – MIKEL ASORI 108 PUNTOS

3º JORGE CRUCEIRO – HIPOLITO OLIVARES 101 PUNTOS

Categoría Femenina.

1ª IRAIZ INZIARTE – MADDI ARRAZOLA 43 PUNTOS

Cordada con más metros escalados

1º ADRIAN RIPOLL – XIMO PINEDA 1.440 metros

Cordada Familiar

1º JOSE LUIS RUBAYO – MARCOS RUBAYO 42 puntos

Cordada Mixta

1º JULIETA MONTOYA – ALEX FERNANDO 74 PUNTOS.

Comentarios