Artieda denuncia que la CHE ha ocultado un informe clave sobre el recrecimiento de Yesa

El Ayuntamiento de Artieda ha denunciado que “la Confederación Hidrográfica del Ebro ocultó en la documentación sobre el Recrecimiento de Yesa sometida a información pública un informe clave emitido por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental. A la vista de ése informe, sólo cabe abandonar definitivamente la pretensión de recrecer el actual embalse a cualquier cota”.

El pasado 30 de abril, y dentro del periodo de información pública del Modificado nº 3 del Recrecimiento de Yesa, el Ayuntamiento de Artieda presentó un amplio documento de alegaciones que concluían solicitando el abandono del Proyecto. En ellas, entre otras cosas, “se ponía de manifiesto la ausencia de informes esenciales en la documentación sometida a información pública. Uno de ellos, el Informe de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medioambiente sobre el alcance que debía tener la evaluación ambiental del proyecto”.

“El pasado día 12 de mayo, y en respuesta a la solicitud hecha por este Ayuntamiento, se ha recibido de la Dirección General citada copia del informe que, no puede entenderse de otro modo, fue ocultado maliciosamente. Este es un documento fundamental del procedimiento, hasta el punto que vincula al organismo que debe confeccionar el Estudio de Impacto Ambiental y, al propio tiempo permite que el público interesado y las entidades consultadas, como fue el Ayuntamiento de Artieda, valoren si el EIA tiene o no el contenido determinado por el organismo competente. Su importancia es tal que este Ayuntamiento entiende que su ausencia entre la documentación sometida a información pública es suficiente para invalidar de plano el modificado nº 3 del recrecimiento de Yesa”, señalan desde el Consistorio artiedano.

En este Informe se señala que el Estudio de Impacto Ambiental debe contener obligatoriamente: Un estudio detallado de alternativas, la evaluación de cada una de ellas (incluida la alternativa “0”, esto es, la de no ejecución de ningún recrecimiento del embalse, así como la propuesta en su momento por la Fundación Nueva Cultura del Agua) y la justificación de la alternativa elegida. Debe contemplar y evaluar conjuntamente los impactos del Recrecimiento y de todos los proyectos necesarios para materializar sus usos y demandas (incluidas las ampliaciones de regadío). Debe justificar la necesidad del Proyecto para el abastecimiento a Zaragoza, teniendo en cuenta la existencia del embalse de La Loteta, ya disponible para ese uso. Y, finalmente, debe contemplar y evaluar todos los impactos ambientales a que se refieren las disposiciones legales y, singularmente, los riesgos sísmicos y geológico-geotécnicos de deslizamiento de laderas y otros, así como los que se producirían en los Espacios Naturales protegidos, al Patrimonio Cultural (sobre todo Camino de Santiago) y poblaciones afectadas. El EIA sometido a información pública no contempla ninguno de estos aspectos con la amplitud y detalle reseñados en el Informe. En consecuencia con ello, es obligado, en caso de seguir adelante con el expediente sometido a información pública, dictar una Declaración de Impacto Ambiental negativa.

El Ayuntamiento de Artieda sigue a la espera de recibir otros informes, pero a la vista de lo ya conocido, considera “ineludible la paralización inmediata de las obras en marcha, la anulación del proyecto aprobado el 12 de diciembre de 2000, así como del expediente expropiatorio incoado en su día respecto de los bienes y derechos afectados en el término municipal de Artieda, que no pueden iniciarse nuevas expropiaciones en base a ese Proyecto y que procede abandonar definitivamente la pretensión de recrecer el actual embalse de Yesa a cualquier cota”.

Comentarios