Un año de la muerte de la vecina de Sabiñánigo María Pilar Blasco

La familia denunciaba el 10 de junio de 2008 ante la Guardia Civil y la Policía Local, su desaparición. Igualmente se daba el aviso por medio de Radio Sabiñánigo, por si alguien tenia datos, ya que no había acudido a su trabajo, la empresa familiar, Materiales de Construcción y Saneamientos Alto Aragón, situada a 500 metros de su domicilio. El cadáver de María Pilar, de 54 años, casada, con tres hijos, fue localizado por un vecino de la zona el sábado 14 de junio de 2008, maniatado y amordazado en un canal de agua próximo a la población.

Más de tres mil personas se concentraban en la plaza de España de Sabiñánigo para expresar el dolor de la población y la solidaridad con el marido, hijo e hijas de María Pilar Blasco, en una convocatoria llevada a cabo por la Corporación Municipal serrablesa.

Francisco Javier P.G, fue detenido siete días después del crimen como presunto autor de los hechos. Se encuentra en la cárcel de Zuera, sin fianza y cuenta con numerosos antecedentes penales de robo, coacción y estafa en la provincia de Las Palmas desde 1988 y hasta 1991, con penas que suman más de 20 años de prisión. Puyó, natural de Huesca, tenía una empresa de albañilería cercana a la de la victima a la que le compraba materiales de construcción. En la misma prisión, al no hacer efectiva una fianza de 24.000 euros, permanecía, un hombre de nacionalidad rumana que fue señalado por el primer detenido como uno de los responsables del crimen .El juez de Jaca encargado de la investigación del secuestro y asesinato determinaba a finales del pasado mes de abril el poner en libertad al rumano encarcelado desde hace diez meses por su implicación en este caso, aunque sigue imputado, y mantiene en prisión a Francisco Javier P.G.

La determinación fue tomada en el careo celebrado en el juzgado de Jaca el día 29 de abril entre las dos personas encarceladas por este caso. El primer encausado había dado una tercera versión de los hechos, diferente a las dos anteriores ante la Policía y el juzgado. En enero de este año el Juez de Jaca decretaba la apertura del sumario, que consta de doce volúmenes.

Comentarios