CCOO Aragón alerta del riesgo de exclusión social por la crisis pese a los “brotes verdes”

El secretario general de CCOO Aragón, Julián Buey, ha señalado el peligro de exclusión social de colectivos concretos como los inmigrantes, las mujeres y los jóvenes ante la enorme destrucción de empleo que se está produciendo durante la actual crisis. Según ha señalado en la presentación de su informe ante el Consejo de la central, uno de cuatro parados en la Comunidad son extranjeros, algo que puede poner en riesgo su “inclusión social”.

Buey se ha referido a los datos de desempleo registrados en el primer trimestre de 2009 para señalar un crecimiento anual del 166,63% del paro entre los inmigrantes, 63,4 puntos por encima de la media española. “Este colectivo sufre además las repercusiones para la renovación de la documentación que les permite permanecer de forma legal en España y puede llegar a alcanzar no solo a los trabajadores en desempleo, sino también a sus familias”, ha subrayado.

El líder de CCOO en Aragón ha vuelto así a poner de manifiesto la responsabilidad de un modelo económico “sin reglas, sin derechos, sin responsabilidad social y sin contrapartes, en el cual los poderes públicos han renunciado a intervenir y se han sentido impotentes ante la fuerza de los mercados financieros globales”. Y, a pesar de los “brotes verdes”, ha asegurado que “durante 2009 nos moveremos en un escenario de recesión económica”, una situación de la que el sindicato no prevé salir “hasta bien entrado 2010”.

Propuestas

Frente a este panorama, Buey ha detallado una batería de propuestas de la central en el marco del diálogo social autonómico, a través del Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón, una herramienta que aunque “no es la solución a la crisis, puede tener recorrido si se le dota con una mayor inversión pública”, ha dicho.

En este sentido, el sindicato anuncia que va a efectuar un seguimiento del Ingreso Aragonés de Inserción para “ampliar su capacidad de cobertura” y seguirá demandando su conversión en un “derecho subjetivo” que no esté sujeto a la disponibilidad presupuestaria. Asimismo, CCOO reivindica la aprobación de una Renta Básica que permita un “mínimo vital” a todos los aragoneses imposibilitados para su incorporación al mercado de trabajo.

En materia de empleo, la central demanda la puesta en marcha “urgente” del servicio de Ayuda a Domicilio vinculado a la Ley de la Dependencia que, según sus cálculos, podría generar más de 1.000 puestos de trabajo. También ven posibilidades de empleo en la creación de nuevos puestos en las escuelas infantiles de primer ciclo (0 a 3 años), así como los ligados a la apertura de los centros escolares en horario no lectivo.

Otra de las demandas del sindicato es la puesta en marcha de una Mesa Económica e Industrial para analizar la estructura productiva de la Comunidad y sus necesidades. Entre otras cuestiones, plantea la creación de planes de apoyo al sector automovilístico e industrial.

Finalmente, Julián Buey ha advertido del riesgo de que la necesidad de afrontar recortes para salir de la crisis lleven a las empresas a “transferir responsabilidades y costes” en materia de salud laboral. Así, ha apuntado al incremento del 28,57% de accidentes mortales y un 25,93% de los graves en el trabajo que se ha producido en el primer trimestre de 2009. A este respecto, ha abogado por la puesta en marcha de la Estrategia Aragonesa de Salud y Seguridad en el Trabajo, de acuerdo con el marco estatal, y la introducción de los agentes de prevención en las empresas de 6 a 49 empleados, que acaparan el 55,55% de los accidentes que se producen en Aragón.

Comentarios