Más medios para los rescates de montaña en verano

Especialistas de la Guardia Civil de Montaña de toda la Comunidad Autónoma y de Navarra, junto con personal del 061 Aragón, han participado en un simulacro de rescate en aguas del río Gállego enmarcado en el plan de instrucción en su fase estival. La temporada veraniega ha comenzado con mucha actividad de rescates en la provincia y la Guardia Civil va a aumentar los medios humanos y técnicos para esta temporada en la montaña.

Se trataba de realizar un ejercicio de supervivencia en aguas bravas ante un supuesto accidente de uno de los miembros del equipo de rescate. Ha sido una pequeña demostración dentro de las prácticas del citado plan en la que se ha simulado una acción en la que uno de los componentes del grupo se lesiona en una rodilla y tiene que ser evacuado a la otra orilla.

Desde la Guardia Civil se quiere destacar la labor de los grupos de rescate y de los profesionales médicos que actúan en este ámbito, ya que tanto el personal del cuerpo de seguridad y el médico son un complemento que tienen que ir juntos. Además, se van a seguir dotando de efectivos estas unidades en la provincia de Huesca de cara al verano.

Al lugar del simulacro acudía la consejera de salud, Luisa María Noeno, quien destacaba la labor de las fuerzas de rescate de la Guardia Civil de Montaña. Indicaba que a través de estos simulacros se puede comprobar qué es lo que funciona bien y qué es lo que puede fallar en este tipo de operaciones.

El Gobierno de Aragón y el Ministerio del Interior firmaron, en abril de 2006, un convenio marco de colaboración para la prestación del servicio de socorro en las montañas aragonesas. Desde entonces se han realizado más de 700 rescates, de los cuales 287 se dieron en 2008.

Las diferentes actuaciones de rescate que se llevan a cabo en la montaña son una labor que se debe organizar en equipo, entre los profesionales del 061 y de la Guardia Civil. El protocolo a seguir es siempre el mismo: el primer aviso llega al Centro de Operaciones y Servicios de la Guardia Civil (C.O.S.) e, inmediatamente, se activa al helicóptero y al personal sanitario, quienes comunican al Centro Coordinador de Urgencias del 061 Aragón (CCU) su movilización y el momento en que han finalizado el rescate.

La Unidad de Rescate en Montaña del 061 Aragón, perteneciente a la base de Sabiñánigo, inició su actividad en noviembre de 2002. Está integrada por un equipo de 19 profesionales sanitarios (11 médicos y 8 enfermeros) perfectamente entrenados y técnicamente cualificados. Los profesionales del 061 Aragón que integran los equipos de rescate poseen el nivel de Master de Medicina de Urgencias en Montaña expedido por la Universidad de Zaragoza, o una formación equivalente. Con la finalidad de mantener el nivel técnico y la coordinación imprescindible en operaciones de rescate, el personal sanitario efectúa prácticas periódicas con las Unidades de Montaña y de Helicóptero de la Guardia Civil dentro de sus Planes de Instrucción Invernal y Estival.

La Guardia Civil dispone en la Comunidad Autónoma de Aragón de la Unidad de Helicópteros UHEL-41 cuya misión es el servicio aéreo de rescates especializado en montaña. En esta unidad trabajan 54 personas y consta de un helicóptero con base de permanencia en Monflorite (Huesca), que se complementa en el periodo estival, ya que es cuando se produce un mayor incremento de las intervenciones, con un segundo helicóptero con base en Benasque (Huesca).

Comentarios