Triunfo de la Naturaleza

José Luís Rodrigo

Monumento Artístico Nacional, Centro de Interés Turístico, Estación Termal de Montaña, un triunfo de la Naturaleza…el Balneario de Panticosa goza de unas condiciones naturales que lo hacen único en España. En la primera mitad del siglo XX, el Balneario fue el centro termal por excelencia para amplios sectores de la burguesía española. El 1 de julio volverá a estar cerrado.

En el complejo se alojaron personales ilustres como Alfonso XIII, Niceto Alcalá Zamora,Ortega y Gasset,Santiago Ramón y Cajal, Primo de Rivera, Perico Chicote, Zarrra, Iriondo,Paniza…

Desde hace más de 150 años este lugar ha "encantado" a inversores que, por distintos motivos, han gastado miles de millones de pesetas o euros y que al final nunca han sacando rentabilidad. La historia dice que todos los empresarios que han invertido en este paraje han terminado "escapando". La instalación también ha tenido que luchar contra las inclemencias y elementos naturales como aludes, cortes de carretera o falta de suministros.

El hallazgo de unas monedas romanas de Augusto y Tiberio en las inmediaciones del manantial de Tiberio evidencia la presencia romana en este enclave y el uso consciente de las aguas termales desde esa época.

En 1286 el rey Pedro de Aragón hace la concesión real al llamado Quiñón de Panticosa, del monte Plan de Ibón donde se ubicaría posteriormente el Balneario de Panticosa.

La historia escrita del Balneario comienza en los primeros años del siglo XVII y coincide con la recuperación de la tradición balnearia y el auge del termalismo entre las élites europeas. En 1694 se construye el primer edificio en este paraje.

Es en el siglo XIX cuando el Balneario se configura como el lugar que hasta hoy hemos conocido. Se ajardina y foresta el recinto, se construyen sus emblemáticos edificios y sus fuentes.

En su historia, el complejo, ha pasado por años dorados como los de Perico Chicote, cierres como el de 1978, años de penuria y otros de grandes inversiones. A saber; Nicolás Guallart, Energías e Industrias Aragonesas, la familia Acin, el Banco de Levante, Garrigues, ayuntamiento de Zaragoza, Aguas de Panticosa o Luis Marco antes que NOZAR lo intentarón.

Cuando parecía que, por fin, había encontrado el camino para recuperar tiempos de gloria la actual propietaria NOZAR no ha podido cumplir, esperemos que por el momento, sus planes tras haber invertido miles de millones de euros. Una pena ya que Luis Nozaleda había realizado un fuerte apuesta por crear un referente nacional de turismo y además se habían creado muchos puestos de trabajo

Desde 1827 cuando una Real Orden concedió la propiedad de estos lugares a Nicolás Guallart hasta la empresa NOZAR, este complejo ha visto pasar emprendedores de primer nivel y a todos se los ha "comido" por uno u otro motivo.

Incluso podría pensarse que la diosa de las montañas a cada empresario le dicta una sentencia reivindicando "un triunfo de la naturaleza".

Comentarios