El Huesca no quiere ser un convidado de piedra en la fiesta del Xerez

Entrenamiento SD Huesca, ECA

En la localidad andaluza está todo preparado para la fiesta del próximo sábado, si el Xerez consigue el ascenso, pero el Huesca no quiere ser un invitado más y su intención es la de salir a por todas en Chapín, reconociendo lo complicado que será jugar en un ambiente así con todo en contra y sin nada en juego especial para los oscenses. De todas formas, en el conjunto azulgrana hay ganas de hacer un buen partido y de luchar hasta el final por conseguir un buen resultado en este encuentro.

En Jerez hay una locura total por este partido y es que puede ser la primera vez que suban a Primera División, después de varios años luchando por ello y quedándose a las puertas. El equipo de Esteban Vigo lo tiene en su mano y no quiere dejar pasar la oportunidad de ello.

En el Huesca hay mucha calma y tranquilidad como se vio en la vuelta a los entrenamientos y como decía Jonan, “nosotros saldremos a por todas a darlo todo y en busca de un buen resultado. Lógicamente sabemos lo que nos vamos a encontrar, pero eso también motiva jugar ante tanta gente”.

Precisamente esa presión que tienen los locales es lo que puede jugar a favor de un Huesca que puede presentar novedades en el once inicial, aunque todavía Antonio Calderón no ha querido desvelar nada. Camacho es seguro que no estará e incluso no estuvo en el primer entrenamiento por encontrase enfermo. También parece que alguno de los fijos podría ya descansar tras una intensa temporada.

Los que menos minutos han jugado tienen la esperanza de poder hacerlo en estos dos partidos ante Xerez y Girona en los que el Huesca intentará conseguir el mayor número de puntos posible para mantener la posición que tiene actualmente en el puesto 12 y que está acorde con lo que ha sido la competición durante todo el año.

Comentarios