Asaja alerta de que puede "estallar" una grave crisis en el sector del vino

viñas Somontano

La organización agraria ASAJA de Huesca alerta de que puede "estallar" una grave crisis "muy preocupante" en el sector del vino de la provincia, a causa de las grandes existencias que hay en las bodegas y la paralización del mercado. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano considera que “con planteamientos alarmistas la situación actual no se solventa y sólo se puede solucionar con trabajo y esfuerzo e intentando vender más a mejor precio”.

Asaja destaca, en un comunicado, que "la viticultura en la provincia de Huesca puede sufrir una situación de crisis muy preocupante", y señala que esta situación ha sido dada a conocer esta semana por el Gobierno de Aragón. Esta crisis está, según ASAJA, provocada por las grandes existencias que hay en bodega, las fuertes inversiones realizadas y la paralización del mercado, y puede llevar a una fuerte disminución de rentas a varios cientos de pequeños productores.

Para ASAJA, no es aceptable que la única propuesta de la administración pública, después de subvencionar la plantación de viñedo, sea arrancar las viñas que no sean rentables, las de agricultores envejecidos que no quisieron reestructurar sus viñedos pero cuya producción tiene peso en las microeconomías agrarias. En este sentido, ASAJA denuncia que la administración ha requerido a agricultores con pequeñas viñas (huertos de su propiedad) a regularizar sus "fructíferas plantaciones" y, en la mayoría de los casos, "obligándoles a arrancarlas". Si la administración pública, añade ASAJA, "no toma cartas en el asunto la viabilidad económica de muchas explotaciones quedará seriamente amenazada".

POSICIONAMIENTO DE LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN SOMONTANO

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano, Mariano Beroz, opina que la “situación del sector en España atraviesa una situación complicada debido a unos excedentes importantes y que en estos momentos se acentúa con la crisis que no favorece las ventas puesto que la oferta de vinos es amplia y el consumo está descendiendo y aumento el consumo de vinos de menor precio”.

El presidente del Consejo Regulador considera que “con planteamientos alarmistas no se solventa, y se puede solucionar con trabajo y esfuerzo e intentando vender más a mejor precio”. Beroz indica que en el “Somontano existe un problema añadido ya que ha pasado de dos mil hectáreas a cuatro mil quinientas, y en una cosecha importante es lógico que genere problemas de excedentes puesto que las bodegas no han aumentado su capacidad en la misma proporción”.

La Denominación de Origen Somontano cuenta con más de 4.500 hectáreas de viñedo y 32 bodegas con unos 500 viticultores.

Comentarios