Más de 450 personas en el VI Encuentro Comarcal de Personas Mayores de la Ribagorza

El VI Encuentro Comarcal de Personas Mayores de La Ribagorza reunía este sábado a más de 450 personas en Laspaúles y Montanuy, localidades situadas en la zona nororiental de la comarca que, en esta ocasión, eran las anfitrionas de la reunión.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ribagorzano de Bonansa, también quería sumarse al homenaje a sus paisanos y participar en “este homenaje a la gente mayor”, según señalaba en su intervención en Montanuy, donde era recibido por el alcalde del municipio, José María Agullana; el presidente de la Comarca de La Ribagorza, José Franch; el vicepresidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia; y el subdelegado del Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero, antes de participar en una breve recepción con los consejeros comarcales y alcaldes reunidos en el Ayuntamiento. A la jornada también se sumaban el director gerente del IAS, Juan Carlos Castro, y el director provincial, Antonio Escartín.

Mientras tanto, en la gran carpa comarcal los mayores iban tomando asiento para la multitudinaria comida ya tradicional en estos encuentros. Los asistentes, procedentes de los tres valles que conforman el amplio territorio ribagorzano -valle del Ésera, Isábena y Noguera Ribagorza-, llegaban a Montanuy procedentes de Laspaúles, localidad en la que conocían la historia de “Las brujas de Laspaúles”, de voz del párroco Domingo Subías, y disfrutaban de una actuación de la banda-ronda de la Ball, además de pasear por las calles de la pintoresca localidad.

Ya en Montanuy, el alcalde José María Agullana daba la bienvenida a todos los asistentes y agradecía el trabajo realizado desde el Servicio Social de Base de la Comarca, que es modélico, decía, para todas las comarcas de Aragón. En esta idea abundaba el presidente ribagorzano, José Franch, destacando que “somos pioneros en servicios sociales, no sólo por la implantación de servicios, sino en otros como el transporte adaptado o la aplicación de la ley de dependencia”. Franch aprovechaba también la presencia del presidente aragonés y de los responsables del IASS para solicitarles que les sigan apoyando y respalden la implantación de nuevos servicios.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, era recibido con un fuerte aplauso por sus paisanos. Iniciaba su intervención señalando que se había desplazado desde Zaragoza, donde el Real Zaragoza intentaba conseguir el ascenso, pero había preferido pasar un rato en este homenaje a la gente mayor de su comarca. Añadía que respetar a los mayores es un deber de buena educación, pero también una obligación.

Iglesias tenía palabras de agradecimiento para los participantes en un Encuentro que, en según decía, busca reconocer su trabajo en épocas más difíciles, con el que han ido constituyendo esta comunidad autónoma y este país. Sobre la crisis, el presidente del Gobierno aragonés reconocía que “se habla de la primera crisis global, pero vosotros sois gente mayor, vivisteis en los 40, 50 y 60 y sabéis muy bien qué es esto de la crisis porque muy buena parte de vuestra juventud la pasasteis con dificultades”. Ante ello, “es obligación de los que tenemos responsabilidades reconocer a la gente que ha trabajado en épocas anteriores, en momentos más difíciles que los actuales”.

Tras la multitudinaria comida, la jornada continuaba con una sesión de baile amenizada por el dúo Serenade, que ponía el broche final a la jornada de convivencia, para regresar, posteriormente, los participantes, a sus localidades de origen.

Comentarios