Cartas al Director: Después de las Elecciones

Eduardo Marco Valle

Después de las últimas elecciones generales ( sí, aquellas de los famosos 400 euros, porque la economía española era sólida), nos enteramos de que estábamos en “desaceleración”, porque no se podía nombrar la palabra crisis.

Después de las elecciones europeas nos desayunamos con la subida de impuestos para el tabaco y la gasolina, “porque es necesario generar más recursos para afrontar el plan E contra la crisis”. Aparte de que sea muy discutible (tremendamente discutible para un partido que se autodenomina “socialista”) que las cargas de la crisis tengan que recaer sobre los ciudadanos “de a pie”, que son los que más están sufriendo las consecuencias de la situación económica, es lamentable que el gobierno del PSOE, como en su día el del PP, persista en su táctica de ocultar la realidad para obtener ventajas electorales.

Y en Aragón, también después de las elecciones europeas, se desvanecen las bonitas palabras de Inés Ayala asegurando que su partido impulsará la T.C.P. (Travesía Central por los Pirineos), al ser desautorizada por el ministro de Fomento que, como siempre, se decanta por potenciar el transporte ferroviario de mercancías por … ¿por dónde?. Efectivamente, por Cataluña y el País Vasco, que son los territorios que le importan a Zapatero de cara a seguir cosechando votos. ¿Qué dice ahora Inés Ayala?. ¿Qué dicen Marcelino o Víctor Morlan?. Lo de siempre: nada.

La misma sumisión que les hace votar en las Cortes Generales lo contrario que votaron en las Cortes Aragonesas. Si en el palacio de la Aljafería el grupo del PSOE votó a favor de que la fijación del caudal ecológico en el Delta del Ebro correspondía a toda la cuenca, en Madrid votó todo lo contrario: que sólo le correspondía al gobierno central con Cataluña…pero eso sí… ¡después de las elecciones europeas!.

Aragón es paciente, es leal, es confiado, pero su paciencia y su aguante son limitados. Que sepan los grandes partidos que después de las últimas elecciones siempre habrá otras más y que en cualquier momento los aragoneses y aragonesas les dirán: ¡¡basta!!: ¡queremos políticos que trabajen por Aragón y que lo hagan antes y después de las elecciones!

Comentarios