'El Arca' en Monzón se encuentra saturado antes del inicio del verano

La llegada del verano y la planificación de las vacaciones propicia el abandono de animales durante la época estival, pero este año, la protectora de animales de ‘El Arca’ de Monzón ya está teniendo graves problemas para acoger a nuevos ‘inquilinos’ en sus instalaciones, y eso, que hace dos semanas, veintidós perros partieron hacía Alemania gracias a la colaboración existente entre la protectora española y una en el país germano. Sin esta colaboración Lidia Álvaro, voluntaria de ‘El Arca’ desde su creación, comentaba que “no podríamos dar abasto con todos los animales que llegan por estas fechas”

Y es que son muchas las familias que ante la complicación de viajar con su mascota, y ante el desconocimiento de la existencia de hoteles caninos, optan por abandonar a sus mascotas, o bien en el casco urbano de la ciudad, o atados en la valla de la protectora, cuando esta se encuentra sin voluntarios en su interior. El caso más flagrante ocurría hace apenas unos días cuando un voluntario de la protectora, alertado por la policía local de Monzón acudía al rescate de ocho cachorros que habían sido abandonados en una caja en la ribera del río Sosa, con la intención, posiblemente de que en una ligera riada provocada por una tormenta, el agua se deshiciera de los indefensos canidos. Existen múltiples maneras de combinar las vacaciones familiares con las vacaciones de la mascota, entre las que se encuentran hoteles, campings y casas rurales que admiten perros en sus instalaciones, o incluso hoteles caninos donde dejar a las mascotas durante el periodo vacacional. Por eso Lidia Álvaro hacía un llamamiento a la gente de cara a esta campaña estival para que no se abandonen a las mascotas con la excusa de no poder llevarlos de vacaciones.

Además también se incidía en concienciar a los dueños de mascotas de que este verano va a contar con la presencia de un buen número de garrapatas y otros parásitos, debido al año de lluvias que hemos tenido, por lo que recomendaba tener especial precaución en este sentido. Lo ideal, es realizar una revisión antes de marchar de vacaciones y otra nada más volver, para cerciorarse de la no presencia de parásitos en las mascotas.

Comentarios