CHA considera una desvergüenza el intento de privatizar los servicios sociales Los Monegros

“El equipo de Gobierno de la Comarca de Los Monegros está dando pasos para privatizar los servicios sociales con premeditación y alevosía.” Es la opinión de esta formación política con relación a la posible privatización de la Fundación de Acción Social en la comarca de Los Monegros que entre sus funciones está la de ayuda a domicilio; una privatización que afecta a 100 trabajadores.

Hace varios meses el Gobierno PSOE-PAR impulsó una modificación de Estatutos del Patronato de la Fundación de Acción Social, modificación que CHA no apoyó, para incorporar en el mismo a cuatro miembros de la Fundación Rey Ardid, que es la entidad que, finalmente pretenden gestione el servicio. La decisión de privatizar se planteó en una reunión sin que figurara expresamente en el orden del día, en lo que supone en palabras de Luis Lax, miembro de la formación “una operación diseñada por un alumno aventajado de Maquiavelo y de Esperanza Aguirre”.

Desde Chunta Aragonesista se quiere recordar que los servicios sociales son una competencia de la Comarca de Los Monegros que tiene delegada en la Fundación para la Acción Social de Los Monegros y que debe ser el Consejo Comarcal y no la fundación la que decida la privatización o no. CHA no está de acuerdo en externalizar este servicio a favor de una fundación privada controlada y presidida por el PSOE, “si el PAR le quiere hacer ese favor al PSOE será por algo, seguramente relacionado con la obediencia debida a cambio de salarios, en el Pleno Comarcal que debería celebrarse para tratar este asunto tal vez podamos salir de dudas”, ha afirmado Lax.

Por último Lax considera que “si lo que pretenden es deshacerse de todos los servicios que salen caros, lo primero que deberíamos hacer es privatizar al Presidente y a todos los consejeros de gobierno, que seguro los encontraríamos mejores y más baratos”. CHA recuerda que forzó su salida del Equipo de Gobierno de Los Monegros porque se dedican 900.000 € a gastos políticos, cargos de confianza y publicidad, mientras que para protección civil, educación infantil o escuela de adultos tan apenas se dedican partidas económicas.

Comentarios