Clausurado el congreso nacional sobre pastos

El congreso nacional sobre pastos, que ha acogido Huesca de lunes a jueves llegaba a su final con dos actos solemnes: uno conmemorativo del 50 aniversario de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos y otro de clausura. La principal conclusión de los cuatro días de análisis, celebrados en el Centro Cultural del Matadero, es que la gestión de los pastos debe compatibilizar producción de alimentos y conservación del medio ambiente.

Alfonso Sanmiguel, vicepresidente de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos, apunta que la demanda social es doble: la sociedad pide alimentos y, además, la preservación de la naturaleza. Por este motivo, la gestión de los pastos debe perseguir ese doble objetivo, a través de la ganadería extensiva.

Respecto a la falta de interés por los pastos por parte de las comunidades autónomas españolas (crítica realizada en el marco de este congreso), Alfonso Sanmiguel afirma que la sensibilidad surgirá tarde o temprano, ya que hay directivas europeas, normas nacionales y una Red Natura 2000 que van a orientar los pasos hacia la conservación de los pastos. El 25 por ciento del territorio español pertenece a la Red Natura 2000.

En la tarde de este jueves se desarrollaba un acto conmemorativo del 50 aniversario de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos. Se homenajeaba a Gaspar González, Pedro Montserrat, Luis Miró, Juan Remón, Leopoldo Olea y Márquez de Prado, Juan Piñeiro y David Gomes. Se recordaba a dos socios aragoneses fallecidos: Manuel Ocaña y Adolfo Amella. También se entregaba sendas placas a otros dos socios de honor: Luis Allué-Andrade y Javier Gil.

Intervenía el subsecretario de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Santiago Menéndez de Luarca, que hacía referencia a la superficie total de prados naturales y pastizales en España, que se ha mantenido prácticamente estable en estos últimos cincuenta años (unos 5,5 millones de hectáreas).

Sin embargo, el censo ganadero de bovino ha pasado de 3,6 a 6,6 millones de cabezas; el ovino y el caprino prácticamente se han mantenido, aunque en estos dos últimos años hay una cierta tendencia a la baja; y el porcino extensivo se ha más que cuadruplicado.

Comentarios