El GA modifica el sistema de evaluación de la dependencia para mejorarlo y agilizarlo

El sistema de atención a la dependencia ha modificado algunos de sus pasos para que la evaluación de las personas dependientes sea más precisa, no dependa de la zona donde se haga y se realice más rápido. Esta modificación ha supuesto un ajuste en la documentación técnica consistente en incorporar nuevas cuestiones a los informes. Han sido los propios profesionales que trabajan en la evaluación de la dependencia los que han detectado estas necesidades y han propiciado estos cambios.

Según ha señalado el director general de Atención a la Dependencia, Luis Bo, el objetivo de esta actualización es, en primer lugar, contar con una unidad de criterios a la hora de realizar las valoraciones y los reconocimientos de grado de dependencia en todo el territorio aragonés. En segundo lugar, y como consecuencia de lo anterior, se consigue mejorar la calidad del proceso y agilizarlo.

Esta carpeta técnica, que incluye diferentes informes y documentos, es la herramienta principal de los profesionales que trabajan en el campo de la valoración y el reconocimiento de situaciones de dependencia. Por un lado, cuentan con una guía para la elaboración del informe social sobre situación de dependencia y del programa individual de atención (PIA) con la que se pretende disminuir la variabilidad que puedan conllevar las diferencias que puedan existir entre los profesionales del trabajo social, derivadas de cada trayectoria de formación, cada experiencia profesional y cada entorno.

El informe de salud también forma parte de la documentación requerida. El objetivo del mismo es conocer y comprender las causas de la dependencia y todas aquellas patologías, situaciones o circunstancias relacionadas con la capacidad de la persona evaluada de realizar las actividades básicas de la vida diaria. Asimismo, permite acercarse a las actuaciones terapéuticas y rehabilitadoras llevadas a cabo para que la persona tenga mayor autonomía y conocer la evolución de su estado de salud de cara a futuras reevaluaciones de la situación de dependencia, las circunstancias de la enfermedad que pueden determinar una mayor necesidad de ayuda y las patologías que cursan con brotes, así como si existe trastorno cognitivo y el grado de gravedad del mismo.

El informe del entorno permite conocer lo que rodea al usuario (su relación con el entorno físico, tanto dentro como fuera de su domicilio), analizar su entorno familiar y social, evaluar todos aquellos obstáculos que puede encontrarse el usuario para su desenvolvimiento diario o conocer los servicios externos con los que cuenta en el momento de la valoración, entre otras cuestiones.

Por último, tienen también un informe social sobre situación de preferencia, que se utiliza cuando se produce una situación sobrevenida, bien en la persona dependiente y/o en su entorno- y se ha valorado la incapacidad del entorno para garantizar su adecuada atención a la persona dependiente. El objetivo del mismo es agilizar las fases de tramitación del expediente para conseguir la aplicación del recurso más adecuado en el menor tiempo posible.

Comentarios