Capella contará en 2011 con un planta de tratamiento de purines

Gracias al convenio firmado este jueves por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y la alcaldesa de Capella, Ángela Sarriera, la localidad contará en 2011 con una planta de tratamiento de purines que permitirá solucionar los problemas ambientales que acarrean la generación de grandes cantidades de estiércol, con el potencial contaminante sobre los recursos hídricos y suelos, así como las emisiones a la atmósfera.

 

La instalación contará con una inversión de 3.664.000 euros y tendrá una capacidad de tratamiento prevista de 60.000 metros cúbicos de purín al año, que supondrá además la reducción de unas 45.780 toneladas equivalentes de CO2.

Según Boné el sector porcino es un negocio estratégico en Aragón y supone una fuente fundamental del desarrollo de muchos territorios de la Comunidad, por lo que el compromiso del Departamento de Medio Ambiente pasa por apoyar las nuevas tecnologías que permitan situar al sector a la vanguardia del cumplimiento de las directivas europeas medioambientales.

 

Junto a esta instalación, también se impulsarán otras dos, según ha anunciado Boné, en Zaidín y en Peñarroya de Tastavins, localidades con las que también se formalizarán convenios de colaboración. Merced a estos acuerdos, el Departamento de Medio Ambiente, a través del Instituto Aragonés del Agua, asumirá la redacción de los proyectos constructivos, dirección de obras, apoyo técnico en la ejecución y redacción de los pliegos de cláusulas administrativas y prescripciones técnicas correspondientes. Por su parte, los ayuntamientos se comprometen a aportar los terrenos en los que se ubicarán las plantas y se encargarán de la constitución de un Centro Gestor de Estiércoles, y del logro de un compromiso para suministrar a las plantas la cantidad de purín mínimo que garantice la sostenibilidad de la misma.

 

Comentarios