Medio Ambiente y ONCE impulsan la accesibilidad en la Red Natural de Aragón

El Departamento de Medio Ambiente y la Fundación ONCE colaborarán en mejorar la accesibilidad en los distintos espacios protegidos de la Red Natural de Aragón, con proyectos para reducir las barreras arquitectónicas en los equipamientos de uso público o formando a profesionales para la mejor atención a personas con discapacidad, entre otras iniciativas.

A pesar de este nuevo impulso, ya se han puesto en marcha proyectos en este sentido, como son el servicio gratuito de sillas adaptadas en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que permiten a personas con discapacidad física recorrer determinados senderos. Además, existe una línea de ayuda en la Orden de Subvenciones del área de influencia socioeconómica del propio Parque dirigida a los establecimientos hoteleros para la eliminación de barreras arquitectónicas y la adaptación de espacios a personas con discapacidad.

A ello se suma la adecuación de caminos para el paso de sillas de ruedas o la eliminación de barreras arquitectónicas en los centros de interpretación que muestran la información de los espacios. Dentro de las actividades “Otoño Natural” organizadas por las gerencias de desarrollo socieconómico, la accesibilidad ha sido un tema abordado cada año, con actividades y charlas organizadas en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, pionero en Aragón en el desarrollo de políticas de integración.

 

Los planes de accesibilidad se han abordado ya en los patronatos de los distintos espacios protegidos y pretenden establecer cuáles son los objetivos y las medidas a poner en marcha para que los valores naturales sean accesibles para todos los ciudadanos.

En la firma del acuerdo han estado presentes el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y el director general de la Fundación ONCE, Luis Crespo. Además de la directora general de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, Anabel Lasheras, y el director gerente de Sodemasa, Jesús Jiménez.

Comentarios