“El Mercader de Venecia” de Shakespeare recorre los pueblos aragoneses

La obra teatral “El Mercader de Venecia”, de William Shakespeare, inicia su gira por los pueblos aragoneses, llegando a Gurrea de Gállego este sábado 27 de junio. Se trata de una divertida versión teatral, producida por el Centro Dramático de Aragón en colaboración con veinte comarcas aragonesas, que recorrerá diversos municipios de la Comunidad durante el verano.

 

Como si de una Commedia dell´Arte del siglo XVII se tratará, los ocho actores que representan la obra van a introducirse en personajes enmascarados que pasearán sus historias por las plazas y patios de treinta y dos pueblos de Aragón. Gelsa, Gurrea de Gállego, Pina de Ebro, Alcalá de Ebro, Torres de Berrellén, Sádaba, Paniza, Uncastillo, Plasencia de jalón, Loarre, Hoz de Jaca, Soso del Rey Católico, Cuevas de Almudén, Gotor, Pancrudo, Celadas, Cedrillas, la Cerrollera, Robres, Benabarre, Jabaloyas, Fortanete, La Almunia de San Juan, Aguarón, Mesones de Isuela, Gargallo, Plenas, Cosuenda, Ainsa, Bailo, Quinto de Ebro y Ballobar, son las localidades que acogerán la representación.

 

El montaje del “Mercader de Venecia”, con su escenografía, vestuario y material de atrezzo, está pensado para que el espectador se traslade a la época de la tradición de la Commedia dell´Arte y al mundo misterioso y bellísimo de la Venecia del siglo XVI.

 

“El Mercader de Venecia”, una de las obras más famosas de Shakespeare, sitúa al espectador en Venecia en el siglo XVI. Un joven caballero llamado Basanio acude en busca de dinero a su buen amigo Antonio. Está enamorado de la bella Porcia a la que acechan una legión de ricos pretendientes. Su amigo no puede ayudarle pues ha invertido todas sus riquezas en mercancías que son transportadas desde lugares lejanos.

 

A pesar de todo, Antonio anima a su amigo a buscar un crédito. Basanio busca entonces a Shylock, un viejo usurero, que extrañamente acepta realizar el préstamo sin intereses. Pero a cambio exige una garantía siniestra con la que vengarse de todos los insultos y vejaciones sufridas por su condición de judío.

Comentarios