El PP le aconseja a Fernando Elboj que sea más prudente al asegurar que no consiente corruptelas

Ana Alós dice que el balance realizado por Fernando Elboj sobre sus diez años de Alcalde son “un acto de cinismo que le pasará factura, porque no se puede engañar de ese modo a los vecinos de Huesca. El primer edil oscense, señala Alós, debería responder a esas preguntas y a otras que los oscenses empiezan a formularse. Por ejemplo, ¿por qué está tan interesado en desarrollar urbanísticamente la granja de San Lorenzo y sus alrededores?”

Alós se refiere además a las palabras de Elboj, que extendía su ‘excelencia ética’ a todos sus concejales. “Tiene una memoria muy débil”, afirma la portavoz del PP, “porque olvida, por ejemplo, que los aguinaldos con nombres y apellidos se amontonaban en el patio del Ayuntamiento, a la vista de todos, cuando llegaba navidad. No recuerda que, señala la Portavoz Popular, cuando un periodista descubrió que el responable de Fomento ocultaba datos que demostraban la carencia de suelo industrial, la respuesta política fue llevarlo a juicio. Ni siquiera recuerda ya a Teresa Ramón, la militante socialista que recibió a dedo un contrato sobrevalorado y que estaba dispuesto a pagarlo un precio por encima de lo contratado. Desde el PP se señala que el alcalde ha olvidado las palabras que el fiscal en el juicio dedicó a los procesos de selección de Germán Sanromán, que convirtió Grhusa en su cortijo. Por todo ello, Ana Alós dice que Fernando Elboj debería ser más prudente al decir que no consiente corruptelas.

La portavoz popular señala también que el alcalde silencia que durante diez años ha dilapidado el patrimonio público, arruinando el potencial crecimiento de la ciudad. ¿Cómo puede afirmar que la crisis es un asunto de otros alguien que ha gastado 3.000 euros diarios en caprichos, y que ha dilapidado todo el suelo municipal?”, se pregunta Alós.

Los populares han cargado especialmente contra las afirmaciones que Fernando Elboj realizó sobre sus criterios éticos. Recuerda la portavoz de los populares que Fernando Elboj contrató a un jugador del Huesca, en octubre de 2000, como jardinero municipal, y que los servicios juirídicos tuvieron que advertirle que podía acabar en los tribunales. Así mismo, olvida que después facilitó el fichaje de otro jugador nombrándole asesor personal, en un acto que califico en la prensa como “experimento político”.

La portavoz del PP afirma que la década de Elboj se resume en “el fracaso de un mal gestor. En el resumen de su mandato, Fernando Elboj, recuerda el PP, ha pasado por alto algunos detalles que no parecen importarle: Las naves municipales se utilizaban como invernadero para marihuana, y no ha habido responsabiliades políticas. El jefe de bomberos está siendo investigado. La policía local es un caos de acusaciones cruzadas, pero Elboj ha decretado una especie de secreto al respecto”.

Ana Alós subraya que “tras sus diez años de mandato, Fernando Elboj ha dejado las arcas municipales temblando, y no por la crisis, sino por una desidia alargada en el tiempo. No puede sacar pecho en estos momentos, cuando tiene a proveedores, asociaciones, y clubes deportivos sin cobrar porque no hay ni un euro de liquidez.

Comentarios