CHA dice que Fernando Elboj peca de soberbia y vanidad en su balance de una década

El Grupo Municipal de Chunta Aragonesista cree que resulta excesivamente triunfalista llena de soberbia y vanidad la valoración de la política en vivienda de protección, gestión de la red de agua y modernización de la administración municipal que ha realizado Fernando Elboj sobre sus diez años como Alcalde.

Para Chunta Aragonesista resulta más que repetitiva la apelación a la estabilidad institucional como mecanismo para medir la buena gestión; aquella puede ser deseable, señala CHA, pero en cualquier caso de poco sirve si con ella no se satisfacen las verdaderas necesidades de los vecinos y vecinas de la Ciudad. Por otra parte, regodearse y recrearse, dicen los nacionalistas, en el hecho de que no haya habido ningún caso de corrupción en los años de mandato de Fernando Elboj resulta más que llamativo, porque la norma debe ser ésta y es la de la mayoría de Ayuntamientos y colores políticos.

Luego, dice Chunta, que hay muchas de las valoraciones que hace Fernando Elboj que son profundamente cuestionables o, cuando menos, matizables. La situación económica del Ayuntamiento de Huesca, no puede calificarse de catastrófica pero ello es así porque se ha gastado casi todo el patrimonio de suelo del que disponía el Consistorio, usándolo más para recaudar que para hacer política social de vivienda. En cualquier caso, cree el Portavoz de CHA, Miguel Solana, acabada la época del ladrillazo, la situación actual es tan preocupante con baja recaudación y falta de pago de convenios, subvenciones y facturas que no es extraño que la intervención tarde más de un mes en entregarle un informe sobre impagos.

Respecto de la gestión de agua es cierto que existe una nueva conexión a Valdabra realizada con una gasto enorme debido a las prisas, señala CHA, pero faltan cuestiones tan importantes como la potabilizadora, cerrar la traída desde Montearagón, mejorar el abastecimiento de algunos Municipios Incorporados, renovar la tubería de fibrocemento desde Vadiello, construir el segundo depósito en Loma Cillas, renovar en amplias zonas de la Ciudad la red que da lugar a abundantes fugas, mejorar la gestión integral del sistema y la política tarifaria y un largo etcétera que hace que resulte improcedente sacar pecho en esta materia.

En Vivienda de Protección basta constatar que los suelos públicos (Cárcel, La Merced, Artillería,..) se siguen planteando en todo o en gran parte para vivienda libre, o que según datos del último cuatrienio completo tan sólo se construyeron con esta calificación el 15% de las, viviendas, es decir, 475, ha dicho Miguel Solana. Además, nada en vivienda de alquiler o vivienda social. Mientras, sigue habiendo más de 4000 demandantes en espera, así que ni de lejos el Equipo de Gobierno está haciendo las cosas bien como declara Fernando Elboj.

Pero lo más significativo de las declaraciones de Fernando Elboj, destaca Chunta, son sus silencios sobre el desarrollo económico e industrial de la Ciudad. Esta es la gran asignatura fracasada de la legislatura de Fernando Elboj: desmantelamiento de los restos industriales (Mildred, Oscainox, APSA, Baes,…), falta de pulso en el sector comercial o de servicios y, sobre todo, falta total de planificación o puesta en marcha de suelos industriales.

Para Miguel Solana “resulta inaudito que Fernando Elboj salga en estos momentos haciendo un discurso de valoración de una década tan grandilocuente y lleno de autofelicitaciones. Cuando, en parte debido a sus gastos desmedidos como en el Palacio de Congresos, muchos ciudadanos y ciudadanas oscenses tienen que andar apretándose el cinturón, ven recortados derechos básicos como el acceso a la vivienda o al trabajo y constatan en su andar por las calles la realidad de una ciudad que ha perdido en relación a otras que nos rodean, hacerlo no es sino un ejercicio de soberbia y vanidad”.

Comentarios