Nuevo revés judicial al Ayuntamiento por el cierre de un bar

2006031414 precintado.JPG

El Ayuntamiento de Huesca ha recibido un nuevo revés judicial por el cierre de un establecimiento hostelero de Huesca. Se trata del bar la Albahaca Oscense, cuya clausura decretó el Consistorio por dos años, y que ahora el juez le dice al Ayuntamiento que el cierre fue improcedente. Este caso se une a otros similares en los que el Consistorio fue desautorizado por los tribunales tras clausurar establecimientos hosteleros como el Komi.

La Jueza en este caso ha declarado nulo el cierre, al considerar que el Ayuntamiento obró incorrectamente. La sentencia señala que un Ayuntamiento no puede cerrar un establecimiento porque haya indicio que en su interior se está consumiendo droga, sin que se haya abierto antes un expediente.

Digamos que la jueza señala que el consistorio se saltó algunos pasos que garantizan la presunción de inocencia y el derecho a la defensa de un imputado. Así, el consistorio no abrió un expediente sancionador, en el que debería haber dado audiencia al propietario o propietarios del bar.

El bar en cuestión fue cerrado por el Ayuntamiento durante dos años, tras una inspección de la Policía Local. Ahora, esa decisión es declarada nula por la jueza que se ha encargado del caso por un error de procedimiento, aunque la sentencia puede ser recurrida por el Ayuntamiento.

De los dos años de cierre, el bar había cumplido algo más de la mitad de la sanción, pudiendo el propietario iniciar acciones judiciales contra el consistorio si el fallo llegara a ser firme. Además, en el local que ocupaba el bar, hoy encontramos una tienda de antenas de televisión.

Esta sentencia se une a otras similares en las que el Ayuntamiento, tras decretar cierres de bares o denegar licencias de café cantante, estos han ganado el caso en los tribunales, en la mayoría de las ocasiones por un error en el procedimiento.

Comentarios