CCOO Aragón reclama reforzar la negociación colectiva como vía para “salir de la crisis”

CCOO Aragón ha presentado su informe sobre la negociación colectiva desarrollada durante el año 2008, con unos datos que incluyen ya los primeros efectos de la crisis económica por la que atraviesa la economía aragonesa. Su secretario general, Julián Buey, ha denunciado en el balance la “transferencia de rentas salariales a rentas empresariales” en este proceso y ha reivindicado el potencial transformador de la negociación a través de cláusulas que van más allá del salario, a pesar de la escasa receptividad que desde el sindicato perciben por parte de los empresarios.

Así, el combate contra la temporalidad está siendo una de las premisas de negociación que están trasladando desde CCOO a sus delegados, con la inclusión de compromisos de conversión de contratos temporales en fijos, algo que el año pasado sólo se dio en el 26,18% de los convenios. En este sentido, Buey ha criticado la negativa de la patronal a discutir más allá de los sueldos, cuando en su opinión esta temporalidad explica la mayor destrucción de empleo que se está produciendo en España frente a otros países. Además, ha pedido la eliminación de las horas extraordinarias antes de realizar ajustes de plantilla.

Durante 2008 se firmaron o revisaron en Aragón un total de 191 convenios que afectaron a 226.840 trabajadores; de ellos, 55 fueron nuevos con una afección para 33.047 empleados. Según ha explicado el secretario de Acción Sindical de CCOO Aragón, Manuel Pina, durante el primer semestre del año las revisiones se hicieron “sin ningún problema”, pues aún no se notaba el efecto de la crisis. Sin embargo, una vez pasada la Expo, “los problemas que no se cerraron luego tuvieron dificultades” hasta el punto de que están sin cerrar 24 convenios.

Numéricamente, la mayoría de los acuerdos se desarrollaron en el marco de la empresa (77%), aunque su afección para los trabajadores fue sólo del 12%. En este sentido, Pina ha lamentado que el número de trabajadores a los que afecta un convenio sigue bajando, hasta situarse en 121. Esta “dispersión” de la negociación queda reflejada en los incrementos salariales, que son menores en el caso de acuerdos de empresa (2,98%) que en los de sector (3,75%).

El incremento salarial medio fue en 2008 del 3,66%, un 1,66% por encima del IPC. Por provincias, Teruel fue donde menos subieron los sueldos, con un 3,43%, seguida Zaragoza, con un 3,71%, y de Huesca, con un 3,81%. Por sectores, la agricultura consiguió la mejora más importante (un 4,25%), por delante de los servicios (4,01%), de la construcción (3,50%) y la industria (3,28%). Finalmente, los convenios autonómicos, donde se registran la mayoría de acuerdos de la Administración, registraron la subida más baja, del 2,97%, ya que en el ámbito público los aumentos están limitados al 2%.

Dificultades actuales

Desde el CCOO han subrayado las dificultades que se están produciendo actualmente en la negociación colectiva, centradas todas en materia salarial. El motivo principal, tal y como ha recordado Manuel Pina, es la negativa patronal del reconocimiento del IPC previsto (que el Banco Central Europeo fija en el 2%) como criterio de actualización, pese a que “está reconocido por la ley” y así lo han fijado los tribunales en dos sentencias sobre el cobro de las pensiones y el sueldo de los funcionarios.

Comentarios