La segunda balsa de lixiviados del vertedero de Sardas en Sabiñánigo funciona a pleno rendimiento

Esta obra se completará con la instalación de una depuradora portátil, que permitirá reforzar las actuaciones que se están desarrollando en la zona de Sardas para la descontaminación de los terrenos afectados por la actividad de la empresa INQUINOSA. La nueva balsa, que se ubica junto a la que ya existe, se ha abordado con carácter de urgencia por parte de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, para afrontar con la máxima celeridad y eficacia las posibles incidencias y el tratamiento de lixiviados y agua que se almacenan en la actual balsa, que aumentan como consecuencia de periodos extraordinarios de caída de una gran cantidad de lluvia o nieve, como el que se produjo el pasado mes de febrero.

La nueva instalación es una balsa impermeabilizada, vallada en todo su perímetro y conectada con la antigua balsa de lixiviados del vertedero de Sardas por un sistema de válvulas y conducciones para permitir la conexión entre ambas.

Además, el Departamento de Medio Ambiente mantiene una intensa y permanente vigilancia y control del vertedero de Sardas, lo que está permitiendo detectar y corregir, de forma inmediata, cualquier sugerenncia que se ocasiona en periodos de fuertes precipitaciones. De estas actuaciones han sido informadas la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ayuntamiento de Sabiñánigo.

Estas medidas se enmarca en los trabajos que viene desarrollando el Departamento de Medio Ambiente dentro de la estrategia para la descontaminación integral de los suelos afectados por la actividad de la empresa INQUINOSA de Sabiñánigo. Las principales líneas de este planteamiento integral del Departamento de Medio Ambiente, incluyen el antiguo vertedero de Bailín, el de Sardas, los suelos de la fábrica INQUINOSA y el entorno del embalse de Sabiñánigo.

Comentarios