Los conflictos de la Policía Local, motivados por las malas relaciones entre funcionarios

Policía Local

No parece que el expediente informativo abierto en el Ayuntamiento de Huesca tras las denuncias presentadas por varios guardias municipales contra el intendente del cuerpo vaya a tener consecuencias. De la instrucción de dicho expediente se desprende que entre el Intendente y los mencionados agentes existen diferencias personales, pero nada más.

El asunto ha sido tratado en una Junta de Portavoces a petición del grupo municipal de Chunta Aragonesista, ya que la oposición consideraba que el equipo de gobierno estaba ocultando información sobre el caso que viene ocupando no pocas páginas y minutos en los medios de comunicación.

La oposición se ha dado por satisfecha tras la Junta, en la que a lo largo de dos horas y media se han dado todo tipo de detalles de lo sucedido. Según la documentación en poder del instructor, tras este caso existe una mala relación personal, lo que habría llevado a un enconamiento entre las partes y el enrarecimiento del clima de trabajo.

Sin embargo, también por lo que se ha podido saber en la mencionada reunión, no parece que la resolución del mencionado expediente vaya a conllevar sanciones para cualquiera de los implicados, ya que su actitud no estaría incurriendo en ninguna irregularidad manifiesta.

Desde el equipo de gobierno se ha señalado que las discrepancias expuestas y presentadas por algunos agentes no representan ni al 3% de la totalidad de la plantilla del cuerpo de Policía Local, entendiendo que la discrepancia entre jefes y subordinados forma parte de la cultura organizativa de cualquier organización, más aún en un caso como este en el que se trata de un cuerpo jerarquizado; discrepancias que deben darse entre el ejercicio de la libertad de expresión y el respeto mutuo.

En la Junta también se ha tratado la instrucción del expediente abierto al Jefe de Bomberos, cuya resolución, ha señalado el instructor, se podría producir en los primeros días de julio.

Recordemos que el plazo de instrucción del mencionado expediente, cifrado en seis meses, expira en agosto. A lo largo de la instrucción han pasado por el despacho del Secretario Municipal el propio interesado, funcionarios municipales y los concejales que se han ocupado del área de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Huesca en los últimos diez años.

Comentarios