750 años de la construcción de la iglesia de San Martín de Foces

Antonio Cosculluela ha presidido en el municipio de Ibieca un acto conmemorativo cuando se cumplen 750 años desde que se levantara la iglesia de San Miguel de Foces, declarada Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional. En palabras del Presidente de la Diputación, “es reconocer la labor de los que participaron en su construcción y de los que ahora conservan este patrimonio”.

El Presidente de la Diputación, Antonio Cosculluela, y el alcalde de Ibieca, Ángel Arilla, han sido los encargados de descubrir, con la presencia de numerosas autoridades y vecinos, un hito levantado con motivo de esta conmemoración y en el que se representan gráficamente las 135 marcas de cantería identificadas en los sillares del templo. El diseño realizado por el arquitecto Daniel Zabala supone un documento vivo del proceso seguido para construir este monumental edificio, que según los documentos medievales se desarrolló en tan sólo once años (1248-1259). Cada uno de las piezas de fábrica cuenta con una marca que las distingue y que ha permitido contabilizar el número aproximado de canteros implicados en la obra; aunque en su origen servía únicamente para identificar el trabajo y poder percibir la retribución acordada.

Esta celebración ha querido poner en valor el trabajo de los cientos de trabajadores que intervinieron en la construcción de este inmueble que mandó levantar Ximeno de Foces como panteón familiar y que hoy en día es uno de los mejores ejemplos del momento de transición del románico al gótico. El acto de hoy se suma a los que el Ayuntamiento de Ibieca y la Asociación “Amigos de San Miguel de Foces” están impulsando a lo largo de este año.

Además de destacar la labor realizada en San Miguel de Foces, el máximo responsable provincial, Antonio Cosculluela, se ha dirigido al edil de la localidad, Ángel Arilla, para reconocer su “generosidad” al frente del Ayuntamiento. Para ello, ha recordado que cuando hubo periodos de sequía, el alcalde de Ibieca fue el primero en acercarse a la Diputación para ofrecer el agua de la localidad a todas aquellas del entorno que necesitaran este recurso. El agradecimiento también ha sido la nota dominante de la intervención del alcalde de Ibieca. “Siempre me has atendido con calor y dedicación y nunca has rechazado ninguna petición para este pueblo”, le ha dicho Ángel Arilla al Presidente de la Diputación. El acto se ha convertido también en un sencillo homenaje de los compañeros y vecinos de la localidad a los diez años de Ángel Arilla como alcalde.

Nueva zona deportiva y de ocio

Durante la jornada de hoy Antonio Cosculluela también ha visitado la nueva zona deportiva y de ocio que la Diputación Provincial ha construido en la localidad y que se ubica en unos terrenos municipales cuya superficie total ronda los 5.000 metros cuadrados.

Las obras han contado con una inversión de 105.000 euros, de los que cerca de 90.000 provienen de los Planes Provinciales y del Plan de Instalaciones que impulsa la Diputación Provincial y el resto (24.300 euros) han sido aportados por el Ayuntamiento de Ibieca. Esta actuación ha conseguido convertir en nuevo equipamiento deportivo para los vecinos del municipio lo que era un terreno en estado de abandono con muros en proceso de derrumbamiento y caminos rurales sin pavimentar.

Los trabajos se han desarrollado en tres fases que coinciden con las tres últimas anualidades, bajo la dirección del arquitecto de la Diputación, Daniel Zabala. En 2007 se comenzó con el acondicionamiento y vallado para la posterior construcción de la pista polideportivo. El proyecto acaba de finalizarse pavimentando los viales y con el equipamiento y dotación de material deportivo. En el entorno se han ampliado y adaptado los accesos a los diferentes recintos deportivos. En esta zona también han quedado integradas las piscinas municipales con las que ya contaba la localidad desde finales de los años ochenta.

Comentarios