La ley es demasiado garantista con los vecinos morosos

200401066 edificios.jpg

La provincia de Huesca cuenta en la actualidad con un total de 1.164 comunidades de vecinos que tienen algún vecino moroso, que no paga sus cuotas de comunidad. Esta situación se ha visto incrementada en los últimos tiempos de forma alarmante, constituyendo un reflejo de la situación económica que se está viviendo y, también, una extorsión para los demás vecinos.

El gerente de Administración de Fincas San Jorge, Guillermo Vizán, asegura que frente a uno o dos juicios monitorios de reclamación de débitos, que tenían anualmente, han pasado en la actualidad a tener 128 juicios pendientes. Además, entre 250 y 350 recibos se quedan mensualmente sin pagar en las diferentes comunidades, por falta de saldo en las cuentas. Se trata de una situación que afecta de forma importante al resto de vecinos, que deben hacerse cargo de las deudas.

Cada tres meses se envía una carta recordatorio al vecino moroso. En el caso de persistir, el artículo 21 de la Ley de Propiedad Horizontal, recoge la posibilidad de que en una Asamblea de Vecinos se apruebe la liquidación de la deuda, haciendo constar quién la debe y en qué concepto. Además, se autorizará al presidente o al administrador para que inicie las acciones legales oportunas. Existen una serie de plazos que, de inclumplirse, pueden llevar finalmente al embargo de los bienes del moroso.

La Ley, según los expertos en la materia, es muy garantista y protege mucho los derechos del deudor, con lo que se hace muy lenta la situación, al haber muchos plazos de notificación. El Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas está estudiando plantear una modificación de la Ley, para que se agilice el plazo de reclamación, porque la comunidad de vecinos está cargando con todos los gastos. Puede darse el caso, incluso, de que una comunidad tenga más de un vecino deudor, con lo que el problema se agrava notablemente.

Comentarios