El desarrollo de la Ley de la Educación Aragonesa objetivo de FAPAR para el próximo curso

Desde FAPAR (Federación de Padres y Madres de Alumnos de Aragón) se marcan diferentes objetivos de cara al próximo curso. Destacan sobre todo velar por el desarrollo de la Ley de Educación Aragonesa, ya que debe significar un apoyo a la Escuela pública como eje vertebrador del sistema educativo en nuestra Comunidad y debe servir para lograr el éxito escolar del alumnado, disminuyendo las actuales tasas de fracaso y abandono, así como para fomentar la participación real de las familias.

Piden también la creación de nuevas Escuelas de Educación Infantil de 0-3 años, la construcción de centros educativos públicos, el incremento en el mantenimiento de los centros escolares públicos, la ampliación de espacios y tiempos deportivos municipales para que nuestros escolares puedan completar su formación practicando deporte, desarrollar el Plan de Dinamización de APAS. imprescindible en el tejido social del siglo XXI y desarrollar una jornada para los animadores socioculturales que participan en el Programa de Apertura de Centros de Secundaria.

En cuanto al balance del pasado curso, en formación señalan que se siguen consolidando los programas que desde hace años la organización viene desarrollando destacando el curso de español para familias inmigrantes. En cuanto a la escuela de padres y madres, este año se ha dado un paso más en la mejora de este proyecto con la organización de nuevas charlas. Una novedad ha sido la implantación de la Escuela Telemática. También han aumentado las consultas al Servicio de Atención Telefónica y on line a las familias.

Desde FAPAR destacan la importancia del momento actual para el sistema aragonés con la nueva ley. Tienen diversas reivindicaciones como el aumento de plazas escolares públicas en Infantil, Primaria y Secundaria; medidas urgentes para paliar el fracaso escolar; ampliación de cauces para garantizar una verdadera participación de las familias en la Educación; evaluación en los centros educativos; y una planificación educativa con dotación económica suficiente.

También quieren reseñar la ampliación de programas de bilingüismo en centros públicos impulsados por la propia federación; y dos sentencias del Tribunal Supremo: una sobre Educación para la Ciudadanía, que determina que las familias no pueden objetar, y la segunda que anulaba la inicial posibilidad que permitía la LOE de matricularse en 2º de Bachillerato con tres o cuatro asignaturas pendientes del primer curso.

Comentarios