La Generalitat acude a Barbastro por la demanda de Aragón

El Consorcio del Museo de Lérida ha designado un procurador para “conocer todas las novedades” respecto a la demanda civil que en mayo interpusieron conjuntamente el Obispado de Barbastro-Monzón y el Gobierno de Aragón ante el juzgado de primera instancia de Barbastro, según han dado a conocer fuentes de la Consejería de Cultura de la Generalitat.

El objetivo de la demanda presentada es exigir la ejecución en España del decreto de 28 de abril de 2007 de la Signatura Apostólica del Vaticano que ordenaba la entrega a la diócesis aragonesa del arte en litigio entre los obispados de Lérida y Barbastro-Monzón.

Aunque de momento no han recibido ninguna comunicación, la Generalitat y el Consorcio se personarán cuando reciban una citación o cuando el procurador lo recomiende, según han señalado desde ambas instituciones. El juez comunicó al Obispado de Lérida la posibilidad de personarse en la causa, dándole un plazo de treinta días hábiles, que se cumple el 23 de julio.

"AMIGOS DEL MUSEO" DE LÉRIDA SOLICITAN SU PERSONACIÓN EN EL EXEQUÁTUR

La asociación “Amigos del Museo” de Lérida solicitaba en el Juzgado de Barbastro su personación como parte en el exequátur del Obispado de Barbastro-Monzón. La comparecencia de “Amigos del Museo” sería como parte colaboradora del Obispado de Lérida que, por el momento, aún no se ha presentado dentro del plazo legal de treinta hábiles, notificado por el juez Eduardo José Bernués, a través de la Audiencia Provincial. A partir de ahora el juez tendrá que escuchar a las demás partes y al fiscal, antes de decidir si admite o no a la asociación “Amigos del Museo” de Lérida como parte coadjuvante.

El pasado lunes se cumplieron once años del Decreto firmado, en Madrid, por el Nuncio Apostólico, Lajos Kada, el 29 de junio de 1998, según el cual el patrimonio artístico procedente de las parroquias desmembradas “y que se encuentran actualmente en Lérida, está a título de depósito y no de propiedad, mientras la diócesis de Lérida no pruebe lo contrario en cada caso, por lo que de ser reclamado por sus legítimos propietarios, debe devolverse”. A pesar de los reiterados decretos de Roma favorables a Barbastro-Monzón, la diócesis de Lérida no ha entregado las 112 obras de arte.

Comentarios