CCOO Aragón considera que la bajada del paro registrada en junio puede ser un “espejismo”

El paro registrado disminuyó en el mes de junio en 1.874 personas, un 2,30% menos respecto al mes anterior, 0,77 puntos más que el descenso registrado en el resto del Estado, donde el paro se redujo en un 1,53%. Comparado con junio de 2008, el paro ha crecido en 37.773 personas, un 90,61% que sitúa a Aragón como la Comunidad Autónoma con mayor incremento del paro interanual, 41,48 puntos por encima de la media española, que fue del 59,13%.

El desempleo se redujo en todos los sectores menos en agricultura, donde aumentó en 180 personas, un 8,83% más respecto a mayo. El inicio de la temporada turística ha tenido su efecto con un descenso del paro de 1.106 personas en el sector servicios, lo que ha supuesto una reducción del desempleo del 2,48%. CCOO subraya que la puesta en marcha de las obras públicas financiadas con cargo al Fondo Estatal de Inversiones Locales también esta empezando a tener sus efectos con 380 parados menos en la construcción, un 2,49% menos de paro respecto al mes anterior. Aún así, ha sido la industria la que mejor comportamiento ha experimentado, con 636 parados menos, una disminución del paro del 4,24%.

Respecto al mes de mayo, el paro entre los hombres descendió en 1.042 personas (2,39% menos) acaparando el 55,6% del descenso registrado en junio. Entre las mujeres, el paro se redujo en 832 personas, un 2,20% menos con relación al mes anterior. Los datos anuales no son tan favorables, siendo los hombres los que mayor aumento del paro experimentan respecto a junio de 2008 con 23.237 desempleados más, un 120,42% de incremento. En el caso de las mujeres, el paro aumenta en 14.536 paradas más, lo que supone un incremento del 64,92% anual.

También se reduce el paro entre la población extranjera con 419 desempleados menos, un 2,10%. Sin embargo, Aragón se sitúa todavía a la cabeza en el incremento del paro interanual entre los inmigrantes con 11.468 personas inscritas en las oficinas del Inaem en el último año, un 142,14% más que nos sitúan 52,7 puntos por encima de la media española.

Los datos indican una reducción del paro en el mes de junio respecto al mes anterior en las tres provincias aragonesas: Huesca con 508 desempleados menos (-4,54%), Teruel 236 parados menos (-3,22%) y Zaragoza 1.130 desempleados menos (-1,80%)

En cuanto a la contratación, en junio se realizaron en Aragón 39.660 contratos de trabajo, un 18,58% más que en mayo, pero un 17,33% menos que los que se formalizaron en junio de 2008. De todos ellos 3.315 fueron indefinidos, el 8,36%, frente a los 36.345 restantes que fueron temporales, lo que equivale al 91,64% del total de contratos. El crecimiento de la actividad en el sector servicios y la construcción esta originando un aumento de la contratación temporal frente a la indefinida, de ahí que un 8,36% de contratos fijos este muy por debajo del 11,84% que se registraba en el mes de abril o del 12% que había en 2008.

CCOO Aragón recuerda que la Comunidad ha experimentado descensos del paro durante el mes de junio en torno a las 2.000 personas, algo que “previsiblemente” se seguirá produciendo en los próximos meses. “Pero a partir de octubre, una vez culminada la época estival y con unas previsiones económicas nada halagüeñas, es muy probable que vuelva a aumentar el desempleo, un dato que podrá empeorar a final de año cuando finalicen buena parte de las obras financiadas con el Fondo Estatal de Inversiones”, advierten.

Para amortiguar los efectos de esta previsión, la central apuesta por garantizar la protección social a las personas paradas, en especial las que ya han agotado su prestación de desempleo; priorizar las actuaciones del Gobierno de Aragón, en coordinación con el Estado, mediante inversión directa en infraestructuras; la creación de ocupación en los servicios de atención a las personas y prestar apoyo a las empresas y sectores que apuesten por el cambio de modelo productivo. Asimismo, defiende el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de los salarios, en especial de los más bajos, para sostener el consumo y reactivar la economía

Comentarios