La Asociación Auturia hablará con el alcalde de Sabiñánigo de la antigua iglesia del Puente Sardas

La casa de la Cultura del Puente Sardas de Sabiñánigo ha sido el escenario de una charla sobre la recuperación de pueblos deshabitados y la presentación de una propuesta de uso de la antigua iglesia del Puente Sardas, cuya propietaria es la Diócesis de Jaca. Esta actividad ha sido promovida por la Asociación Auturia que “ respetando el derecho de sus actuales dueños y al llevar cuarenta años cerrado el edificio, se pretende el poder sacar adelante la creación de un Centro de Interpretación de los pueblos deshabitados de Aragón”, ha manifestado Eduardo Sánchez miembro de esta asociación.

Desde su creación en octubre del año pasado sus integrantes vienen desarrollando diversas iniciativas para impulsar la recuperación de esta antigua iglesia, en desuso desde la década de los 70, y que el volverla a recuperar “serviría para rendir homenaje a nuestros mayores, muchos de los cuales construyeron con sus aportaciones la propia iglesia, así como para mantener vivo el recuerdo de estos núcleos rurales, que tanto aportan a la historia, la arquitectura, la cultura e identidad de los aragoneses", ha precisado Sánchez.

En estos últimos meses se han recogido diversas propuestas de vecinos de Puente sardas como de otros lugares al conocer el proyecto que se ha planteado para dar una utilidad de la iglesia, entre las que se encuentra este centro de interpretación.

Reconocen que es un proyecto ambicioso en el que deben entrar diferentes administraciones para dar una salida. Por este motivo “ a lo mejor se puede empezar con algo que se un primer paso, por lo que se quiere mantener en estos próximos días una reunión con el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, de cara ofrecerle una serie de ideas y este proyecto”.

En la conferencia intervino Mar Guíu, gerente de Exedra, la empresa consultora a la que se le ha encargado la elaboración de la memoria de viabilidad del centro. En declaraciones a nuestra redacción ha indicado que “ el proyecto se encuentra en fase inicial contemplándose que el edificio cuente para posibles exposiciones temporales que se complementaría con una serie de contenidos fijos como son la zonas de "Acogida", "Paisaje", "Despoblación", "Territorio e Identidad", "Paisaje Emocional" y "Vida".

Lucía Domingo, directora de Medio Natural de la empresa pública Sodemasa, perteneciente al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, intervino también en la charla explicando el estudio sobre pueblos deshabitados que son propiedad de la administración autonómica, que se está llevando a cabo y que en algunos casos se han recuperado diversos enclaves. Señalo que “ este proyecto, por sus características y ser único no debía contar con problemas para recibir el apoyo de las administraciones, por lo que supone de cara a conservar y perpetua a las próximas generaciones parte de nuestra propia historia vivida en las zonas rurales de montaña”.

Eduardo Sánchez ha insistido que desde “ Auturia lo único que se pretende es salvar un edificio que tiene un gran valor sentimental para muchas personas que contribuyeron a su construcción y que la diócesis se comprometa a dar algún uso al lugar, sea cual sea".

Comentarios