Inaugurada la rehabilitación de la Iglesia Parroquial de Lalueza

Lalueza

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, asistía este domingo a la inauguración de las obras de restauración de la Iglesia Parroquial de Lalueza (Huesca) con una inversión de 437.000 de euros.

 

La Dirección General de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón participó con el 85% de este importe y el Ayuntamiento de Lalueza con el 15% restante. En la actuación se consideró necesario realizar una intervención con actuaciones fundamentalmente en la fábrica de piedra, con reposiciones y cajeado semejantes a las sillerías o molduras existentes. Se ha llevado también a cabo el retejado de la cubierta. En las bóvedas se ha trabajado igualmente en su picado y consolidación.

 

Se ha llevado a cabo el cambio de pavimento interior semejante al existente y el tratamiento de los humedades en los paramentos. La intervención en la torre consistió en la consolidación de su estructura, nueva escalera, realización de forjados en distintos niveles de la torre, con solución en la evacuación de aguas pluviales de la cubierta. En el interior se trabajó en el picado y reposición de los revestimientos con posterior acabado de pintura. Todo el edificio ha quedado dotado de nueva instalación eléctrica para alumbrado.

 

La Iglesia de San Juan Evangelista de Lalueza es un edificio con orígenes góticos; data del siglo XVI aunque posteriormente se produjeron diversas etapas constructivas, en el siglo XVII y a finales del siglo XX.

 

Se trata de un templo de una nave de tres tramos, de buenas dimensiones. Las fábricas son de sillería lisa de buena traza, de piedra arenisca, con poca decoración. Los gruesos muros fueron construidos con contrafuertes. La nave y algunas capillas laterales cuentan con bóvedas estrelladas, tardogóticas, de terceletes y combados.

 

En los laterales, el edificio cuenta con tres capillas a cada lado, entre los contrafuertes, además de una sacristía y la torre, adosada a los pies de la nave en el lado de la Epístola. El ábside es un semiexágono. A los pies de la nave se encontraba el coro alto, son una dependencia, hoy desparecida, en el lado norte, opuesta a la ubicación de la torre, que le daba acceso. La torre es de planta cuadrada con cinco tramos de sillería de buena traza, marcados por cornisas trabajadas en piedra.

 

En el siglo XVIII se realizaron varias intervenciones, entre las que destaca la ampliación de un cuerpo superior sobre la torre; la construcción de la capilla de San Pedro Arbués y dependencias anexas, patrocinada por el Duque de Béjar, fundada en 1.774 y dotada de bienes propios. Se realizan también decoraciones pictóricas que se deben en ambos casos a Fray Manuel Bayeu y Subías.

Comentarios