Las jornadas de puertas abiertas de la escuela infantil comarcal concluyen con un balance muy positivo

Numerosas personas participaron en las Jornadas de Puertas Abiertas celebradas en las aulas de la Escuela Infantil Comarcal en Leciñena. Al acto, asistieron las concejalas del Ayuntamiento de Leciñena, Rosa Solana y Rosa Escanero, el consejero comarcal de Educación y Cultura, Jesús Brau, así como la directora de la Escuela Infantil Comarcal, María José Labrador.

Tras las desarrolladas en las aulas de Perdiguera, Sariñena, Tardienta y Grañén, las Jornadas de Puertas Abiertas de la Escuela Infantil Comarcal concluyen por este curso con un balance “muy positivo, ya que han logrado despertar el interés de un gran número de vecinos y han permitido mostrar la actividad e instalaciones del centro educativo”, apuntó Brau.

En las jornadas celebradas en Leciñena, los niños disfrutaron de diversos talleres lúdicos en los que participaron activamente junto a sus padres y monitoras. Actualmente, la Escuela Infantil Comarcal de Los Monegros está compuesta por 19 aulas y más de 200 niños matriculados en las localidades de Sariñena, Grañén, Tardienta, Lanaja, Lalueza, Frula, Robres, Perdiguera, Leciñena, Alcubierre y Bujaraloz. En concreto en Leciñena, son dos las aulas en funcionamiento con un total de 12 niños matriculados de 0 a 3 años.

Jesús Brau destacó la evolución creciente de un servicio que ha sido muy bien recibido por los monegrinos y que sería imposible prestar en los pueblos más pequeños de no estar comarcalizado. Prueba de ello es que en el año 2005, había seis aulas y 45 niños en la Escuela Infantil Comarcal y ahora cuenta con 19 aulas y 200 alumnos. En este sentido, Brau se refirió a “la extraordinaria acogida que ha tenido y sigue teniendo entre la población monegrina, tal y como demuestra la incorporación de nuevas localidades y la cifra global de alumnos alcanzada”.

La Comarca de Los Monegros firmó un convenio pionero con el departamento de Educación del Gobierno de Aragón en el año 2005, por el que los ayuntamientos aportan las instalaciones y su mantenimiento, el GA asume el salario de las docentes y la Comarca, la gestión y equipamiento de las aulas. “Esto hace posible que a partir de cuatro alumnos, una localidad monegrina pueda contar con escuela infantil de gran calidad y por un modesto importe”. Todas las aulas cumplen con la normativa vigente y su coste es gratuito para familias con tres o más hijos en edad escolar y muy asequible para el resto, con tasas máximas según renta que superan ligeramente los 60 euros mensuales.

Se trata de un servicio que contribuye de forma decisiva a la conciliación familiar y laboral, por lo tanto a la fijación poblacional, al tiempo que dispensa a los niños una estimulación y preparación para la consecución de los objetivos de este primer ciclo educativo, entre ellos, desarrollar progresivamente su autonomía, así como satisfacer sus necesidades básicas, proporcionar una rica y variada estimulación sensorial, desarrollar pautas de comunicación gratificantes que favorezcan el desarrollo del lenguaje verbal y un trabajo motriz centrado en los desplazamientos y exploración espacial y corporal.

Comentarios