El PP recuerda que el plan director del parque “jamás contempló un corral” y advierte que “el nuevo antojo de Elboj aumentará el gasto corriente”.

Desde que Elboj anunciara en 2005 la confección de un Plan Director del Parque Miguel Servet, ningún documento ha considerado la posibilidad de instalar en él un centro zoológico. Ni la documentación aprobada por el pleno municipal ni las imágenes cartográficas facilitadas a grupos políticos y medios de comunicación incluyeron jamás un corral para la observación zoológica. En los planos que se hicieron públicos en los años 2006 y 2007, explicados en la comisión de Medio Ambiente y Urbanismo, la vieja casa del jardinero se convertía en una extensión de los pinares. La portavoz del PP en el Ayuntamiento oscense, Ana Alós, afirma que “Elboj está ofreciendo una prueba más de su forma de tomar decisiones, a su capricho, saltándose a la torera incluso los planes aprobados y cuya elaboración había supuesto un alto coste económico, como fue el caso del Plan Director del Parque, que, además, obtuvo un premio nacional”. Alós recuerda que el propio Elboj convirtió la presentación del Plan Director “en uno de los mayores espectáculos de su mandato. Ahora, años después, no solo ha sido olvidado, sino que Elboj improvisa disparates que destrozan el consenso original”. El Partido Popular ha mantenido reuniones con vecinos de la zona afectada que desconocían incluso el proceso de información pública del proyecto, que a juicio de los ‘populares’ no ha recibido la difusión necesaria.

Los vecinos, que ya han bautizado la instalación como “el corral de la burra”, temen la profusión de olores y ruidos que supondrá la estabulación de especies animales que a día de hoy, y como señala la portavoz del PP Ana Alós, “solo están concretadas en la cabeza de Elboj”. Los ‘populares’ habían previsto trasladar su preocupación en el seno de la comisión de Medio Ambiente, pero se da la circunstancia añadida de que sus miembros no han sido convocados desde que Elboj asumiera la presidencia del área. En consecuencia, “nadie tiene un conocimiento exacto del nuevo capricho de Elboj, aunque ya sabemos que aumentará el gasto corriente del Ayuntamiento”, señala Alós. La portavoz hace referencia a la ley de protección animal de Aragón 11/2003, donde se regula, “el nuevo juguete del alcalde”; en ella se pormenorizan los detalles de equipamiento técnico y humano, que incluyen servicios especiales de mantenimiento y atención veterinaria de los que se carece en el Ayuntamiento. En ese sentido, afirma Ana Alós, “la ocurrencia de Elboj se da de narices con las declaraciones de Luis Felipe, qua ha reconocido que el Ayuntamiento no puede afrontar el gasto corriente que había previsto. Elboj ya ha hipotecado un dinero que no tiene, que no le pertenece, incluso contra las indicaciones de su portavoz municipal”.

Los ‘populares’ entienden que la instalación de un corral de esas características en pleno centro urbano debe contar con la opinión de los vecinos, y sostienen que el proyecto debería retrotaerse al inicio de la exposición pública “a través de reuniones con asociaciones vecinales. Los oscenses vamos a pagar una nueva ocurrencia de Elboj sin haber podido expresar nuestra opinión”. Alós aventura que la defensa del alcalde consistirá en afirmar que las obras las financia el gobierno central, “pero esa afirmación es tendenciosa, porque ese dinero también sale de los impuestos que pagan los oscenses. Y, además, Zapatero no pagará los servicios de limpieza, los veterinarios necesarios y el nuevo personal municipal que habrá que contratar”.

Alós concluye afirmando que el grupo ‘popular’ no se opone a la creación, en el futuro, de un centro de esas características “siempre que se den dos condiciones: que la ciudad pueda pagarlo y que se levante en los alrededores del casco urbano, donde las afecciones sean mínimas”. Mientras, el PP va a continuar sus contactos vecinales para fomentar un foro sobre “el último capricho de Elboj” y exigirá la convocatoria inmediata de la comisión de Medio Ambiente.

Comentarios