El Tribunal Supremo desestima el recurso de Inquinosa

2004110909 terrenos inquinosa.JPG

La Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo de Madrid, ante el recurso de casación de Inquinosa , Industria Químicas del Noroeste, contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Huesca, el 25 de octubre de 2004 ha declarado no haber lugar para el citado recurso. El Gobierno de Aragón interpuso demanda contra la citada empresa, que ya no opera en Sabiñánigo, con carácter solidario y por lo daños y perjuicios derivados de responsabilidad en contaminación en su actividad en la ciudad serrablesa.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Huesca, dictó sentencia con fecha 26 de marzo de 2003, que les condena a pagar 6,5 millones de euros por los daños al medio ambiente causados desde su planta de producción del pesticida lindano en Sabiñánigo.

Los únicos bienes que constan actualmente a nombre de Inquinosa de cara al posible cobro de indemnizaciones son las instalaciones industriales ubicadas en la localidad altoaragonesa de Sabiñánigo, según las mismas fuentes del Gobierno aragonés.

La sentencia imputa a la empresa y a su exdirectivo Jesús Herboso el pago de los costes de impermeabilización y de sellado de los vertederos de Sardas y de Bailín, también en Sabiñánigo. Además, el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Huesca condena a Inquinosa y a Herboso a abonar los gastos del estudio de evaluación de los daños, que la institución judicial ha cifrado globalmente en 4,6 millones de euros.

Asimismo, el tribunal condena al exresponsable de la citada sociedad industrial a pagar también otros 1,8 millones de euros derivados del contenido de una sentencia penal. En ella, se le responsabilizaba de un vertido puntual desde la balsa de lixiviados (la presentación líquida del residuo) desde al vertedero de Bailín a un barranco del sistema del río Gállego.

En su sentencia, el tribunal estima que Industrias Químicas del Noroeste generó entre los años 1975 y 1989, periodo de tiempo en el que se extendió su actividad en la capital serrablesa, alrededor de 27 toneladas diarias de residuos tóxicos, que vertió directamente en los dos vertederos de la localidad a partir de 1978.

PROCESO DESCONTAMINACION

Por otra parte desde el departamento de Medioambiente del Gobierno de Aragón se esta trabajando en el proceso de descontaminación. La segunda balsa de lixiviados del vertedero de Sardas en Sabiñánigo funciona pleno rendimiento desde el pasado mes. Esta obra se completará con la instalación de una depuradora portátil, que permitirá reforzar las actuaciones que se están desarrollando en la zona de Sardas para la descontaminación de los terrenos afectados por la actividad de la empresa INQUINOSA.

La nueva balsa, que se ubica junto a la que ya existe, se ha abordado con carácter de urgencia por parte de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, para afrontar con la máxima celeridad y eficacia las posibles incidencias y el tratamiento de lixiviados y agua que se almacenan en la actual balsa, que aumentan como consecuencia de periodos extraordinarios de caída de una gran cantidad de lluvia o nieve, como el que se produjo el pasado mes de febrero.

La nueva instalación es una balsa impermeabilizada, vallada en todo su perímetro y conectada con la antigua balsa de lixiviados del vertedero de Sardas por un sistema de válvulas y conducciones para permitir la conexión entre ambas.

Además, el Departamento de Medio Ambiente mantiene una intensa y permanente vigilancia y control del vertedero de Sardas, lo que está permitiendo detectar y corregir, de forma inmediata, cualquier sugerenncia que se ocasiona en periodos de fuertes precipitaciones. De estas actuaciones han sido informadas la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ayuntamiento de Sabiñánigo.

Estas medidas se enmarca en los trabajos que viene desarrollando el Departamento de Medio Ambiente dentro de la estrategia para la descontaminación integral de los suelos afectados por la actividad de la empresa INQUINOSA de Sabiñánigo. Las principales líneas de este planteamiento integral del Departamento de Medio Ambiente, incluyen el antiguo vertedero de Bailín, el de Sardas, los suelos de la fábrica INQUINOSA y el entorno del embalse de Sabiñánigo.

Comentarios