Todo listo en Barbastro para el inicio de las actividades culturales de verano

El Área de Cultura del Ayuntamiento de Barbastro ya lo tiene todo listo para el comienzo de las actividades culturales de verano, 4 propuestas que arrancarán este viernes, 17 de julio, y que continuarán el 24 de este mes, el 13 y el 19 de agosto

Kuami Mensah & Afasa reúne a músicos de diferentes países (Japón, España, Cuba, Benín) y presenta un repertorio que se expresa en numerosos idiomas (fon, mina, goun, yoruba, wolof, francés, inglés, castellano, catalán). Su propuesta –festiva en el aspecto musical, y reflexiva en las letras– toma como punto de partida las conocidas cadencias del reggae jamaicano, pero se mezcla con la contundencia de la percusión de la rítmica afrolatina. Sobre el escenario estos artistas crean un espectáculo que camina a un ritmo imparable.

El 24 de julio, a la misma hora y en el mismo lugar, “Luces, cámara, acción...” de Vinos Chueca, uno de los autores mas underground del panorama musical aragonés.

“Luces, cámara, acción...” es el tercer disco de Vinos Chueca tras Vinos Chueca, una aventura de la Magra Humana ( 2003) y Gente que no sabe nada de la vida (2005) en cuya edición ha colaborado el Gobierno de Aragón. Son doce canciones en las que se pueden ver influjos desde el Jazz al Rhythm´n´Blues, hasta el son cubano, la rumba o la molonga, destacando la colaboración de El Chivi, que se une a Fernando Bastos en las voces, en la canción que da título al disco.

En el mes de agosto, el dia 13 a las 20.00 horas en la Plaza de la Primicia, el Aula Itinerante de Música Divertimento presentará su primer disco "Chiquilladas", un trabajo que reúne diez canciones infantiles compuestas por Belén Castel (letra y música) y "pulidas" en la faceta del ritmo y la melodía por Ágata Samitier, encargada de ponerles voz.

Finalizarán las actuaciones el 19 de agosto a las 20.00 horas en la Plaza San Francisco, donde Habana Teatro y Garabato presentarán “¡Ay, Tequetéee!”, una recopilación de 12 canciones infantiles escritas en las diferentes obras de teatro representadas por la Compañía desde 1995 hasta 2008.

El resultado es un mosaico musical, en el que se mezclan la rumba y el son, la trova y el rap, el rock y el reggae. Una invitación al baile donde la animación de Trencita se teje con los cantos y la música, y nos hace mover el esqueleto, consumir cuentos, despertar con la luna, viajar con Don Quijote y cantar con el papagayo.

Comentarios