La pérdida de autónomos en España es seis veces mayor que la media europea

El porcentaje de trabajadores autónomos respecto a la población ocupada en la UE-25, a marzo de 2009, representaba un 16,1%. Media europea que superan con creces Grecia (30,2%); Turquía (28,9%); Italia (23,7%); Portugal (23%) y Rumania (20,2%). En un segundo grupo, que encabeza Polonia (19,1%), se encuentran España (18,1%) y Chipre (17,8%), según se desprende de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos – ATA.

Próximos a la media de la UE-25, pero por debajo, se encuentran República Checa (16%), Eslovaquia (15,1%); Bélgica (14%), Reino Unido (13,2%), Finlandia (13,2%), Holanda (13,1%) y Hungría (12,4%). Y, entre una banda que se mueve entre el 11,2% de Austria y el 7,5% de Estonia, el resto de los miembros de la UE-25.

Si únicamente se utiliza el dato global de los 38.113.948 autónomos existentes actualmente en la EU-25, España concentra el 8,5% del total de autónomos de Europa, superada sólo por Turquía (14,6%), Italia (14,3%), Alemania (11%) y Reino Unido (10%); y seguida de Polonia (7,9%), Francia (6,8%) y Rumania (4,8%). A mayor distancia se encuentra Portugal, con un 3,1%; y sin embargo, hay que resaltar que el porcentaje de trabajadores autónomos que registra el grupo de los “países latinos” (Francia, España, Italia y Portugal) supone el 29,7% del total.

Por otra parte, el informe elaborado por ATA muestra cómo durante el primer trimestre de este año, el número de trabajadores autónomos ha decrecido un -0,3% (129.442 trabajadores por cuenta propia menos en toda Europa). Trece de los veintisiete países analizados en este periodo registraron un crecimiento en el número de autónomos: Letonia (1,6%), Bélgica (6,1%); Eslovaquia (5,2%); Holanda (3%); Polonia (2,7%); Alemania (2,6%); Hungría (2,4%); Noruega (1,9%); República Checa (1,6%); Francia (1%); Dinamarca (0,6%); Finlandia (0,5%) y Reino Unido (0,2%).

El resto de los países de la UE-25 han registrado crecimientos negativos que oscilan desde el -8,4% de Estonia al 0% de Grecia (500 autónomos menos). España, que se encuentra en este grupo, registró un crecimiento negativo del -1,9%. Dato, que refleja que España es el país de nuestro entorno que más autónomos pierde.

“España, en definitiva - declara Lorenzo Amor, Presidente de ATA – cuenta con un porcentaje de autónomos respecto al total de la población ocupada que supera a la media de la UE-25, y respecto al total de autónomos registra un porcentaje tan solo por debajo de Turquía, Italia, Alemania y Reino Unido, países con una mayor tradición histórica y consolidación de empresas familiares”.

“Mientras continuemos perdiendo trabajadores autónomos a un ritmo seis veces superior que la media europea, España tardará en salir de la actual crisis económica. Por ello, en estos momentos es fundamental – concluye Amor – poner en marcha las medidas acordadas en la Mesa del Trabajo Autónomos el pasado 5 de mayo y apostar por el mantenimiento de la actividad económica y el mantenimiento del empleo como principal receta para salir de la crisis. Hay que tener presente que un país que pierde actividad económica es un país abocado a la destrucción de empleo”.

Comentarios