Exposiciones itinerantes para recordar las antiguas escuelas

El Museo Pedagógico de Aragón ofrece a centros educativos, ayuntamientos, asociaciones culturales e instituciones el préstamo de una Exposición Itinerante, que se puede mostrar en cualquier lugar que disponga de unas adecuadas condiciones que garanticen la seguridad y la conservación de los materiales que integran la muestra. El coste de la exposición es únicamente el derivado del transporte de las piezas y -cuando las características de la exposición así lo exijan- del seguro de las piezas y del montaje.

Según se indica en la página web del Museo Pedagógico de Aragón, la solicitud debe recibirse al menos con un mes de antelación respecto a la fecha prevista para su inauguración, ya que el préstamo o depósito temporal de cualquier pieza del museo debe ser aprobada por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón.

El Museo cuenta con varias posibilidades como exposiciones itinerantes:

Escuelas. La educación en el medio rural aragonés es una exposición compuesta por 80 fotografías de Julio Foster, Marta Marco y Rosane Marinho, acompañadas de breves textos de Laura Laliena, que nos muestran la intimidad de la actual escuela rural aragonesa.

Recuerdo Escolar consta de veinte reproducciones fotográficas de 50 cm X 70 cm y un panel de pvc de 120 cm X 60 cm en las que se muestran grupos de alumnos con sus profesores. Se recogen diferentes escenas de la escuela rural de las tres provincias aragonesas, desde principios a mediados del siglo XX.

Los niños del frente. La exposición recoge las ilustraciones que Roberto L'Hôtellerie realizó para iluminar el libro Los niños del frente de Enrique Satué (2003 y 2007) en el que se cuenta la historia de las colonias escolares que el Gobierno de la República organizó para alejar a los niños de los horrores de la guerra. Los dibujos de Roberto L'Hôtellerie son un fiel reflejo de los objetos, la tipografía, los ambientes las situaciones de la guerra civil española. En esta exposición también se descubre a Palmira Plá, la maestra que dirigió desde Caspe las colonias. Son 80 dibujos, y 6 paneles.

El tiempo detenido. El Museo Pedagógico de Aragón alberga y conserva el patrimonio material de nuestras escuelas: tinteros, plumillas, pupitres, pizarras, globos terráqueos, libros, carteras... Estas piezas evocan cómo aprendían nuestros padres y abuelos, y cómo se enseñaba en otra época no muy lejana, pero sí muy diferente. De la misma manera, junto a estos objetos, es imprescindible recuperar el patrimonio pedagógico inmaterial: el día a día cotidiano de maestros y alumnos, costumbres y tradiciones, canciones y juegos en el recreo... en definitiva: la vida dentro de las aulas.

Comentarios