Numeroso público en el primer fin de semana del Festival Castillo de Aínsa

El Festival Internacional de Música Castillo de Aínsa no podía celebrar de mejor forma su mayoría de edad que con el respaldo del público y un cartel de lujo, presidido por Loquillo. Más de 2.200 personas, llegadas de diferentes puntos de España, no se quisieron perder el concierto de “este genio y figura, un nombre que se escribe con mayúsculas en el rock español, un clásico”, tal como lo definió Nacho Jiménez, de Tako.

Una magnífica noche, un precioso entorno, que ya dejó fascinado a Loquillo cuando el pasado mayo visitó Aínsa para rodar un spot publicitario, y un público incondicional fueron los ingredientes que hicieron de la pasada noche del sábado una velada mágica. Loquillo estaba fascinado y se mostró encantado de tocar en un lugar como éste. “Ha habido mucha gente y me parece fundamental descentralizar la música. Es necesario que llegue a otros puntos, fuera de las grandes ciudades. Tocar en un lugar como éste es algo mágico”.

Sentimentalmente vinculado a Aragón, dado que sus abuelos paternos eran originarios de Chiprana, así como parte de su equipo, confesó estar encantado de compartir cartel con tres grupos aragoneses –Azero, Tako y Dj. Tupé-. “Nosotros pedimos siempre que toquen bandas de los lugares a los que vamos”. Reivindica la presencia de grupos españoles en los festivales. “Cuando se organizan con dinero público hay que hacer una promoción propia y exclusiva de grupos españoles”.

A los temas de su disco “Balmoral”, Loquillo añadió algunos de sus himnos ,entonando su “Rock and roll star”, “El ritmo del garaje” o “Cadillac solitario”. El concierto comenzó con el tema “Línea clara” de su último trabajo, con un estribillo que define muy bien la carrera profesional de este gran músico (“Tuve muchos nombres/

me vieron con otra cara/pero siempre fui yo/marcando una línea clara).

El grupo Azero actuó en primer lugar cantando temas de todos sus discos y sus miembros calificaron de “privilegio” tocar en Aínsa con un “cartel tan espectacular. Da orgullo”. El próximo 1 de octubre publicarán su nuevo trabajo “Manos arriba”, del que no avanzaron ninguna canción. La legendaria y emblemática banda aragonesa Tako, que este verano rueda por Aragón, retomará su gira en septiembre por el resto de la Península. Ya preparan un nuevo disco para el que Nacho Jiménez ha buscado un título, de momento provisional, “Esquince”. “Después de “Trece”, “Takorce”, me pareció divertido seguir jugando con la numeración… pero todavía está en el aire”. No tiene ninguna duda al afirmar con rotundidad que “este será el mejor trabajo de Tako, sin duda alguna, y no es porque sea el último. Es un disco que hacía falta hace años y que nos producirá Daniel Alcocer”. Veinticuatro años en activo, “sin ningún apoyo de nadie”, tres giras por Sudamérica y “todavía nos siguen considerando el patito feo, un grupo fácil de olvidar”. Nacho Jiménez recuerda que “en Argentina tocamos Serrat y nosotros y no tuvo ninguna repercusión mediática en España”, lamenta.

Comentarios